a


AULA DE CULTURA VIRTUAL

<<< ANTERIOR / SIGUIENTE >>>

Transcipción de la conferencia de Ramón González y Gorka Zumeta

Ramón Gabilondo: En otras ocasiones, como la que les ofrecemos a continuación, ni siquiera se oye al otro locutor. La conexión es inexistente. Esto sucedió en Radio Euskadi:

Locutora: -Vamos, ahora sí, con esa conexión anunciada... referida a la investigación que Campsa efectuará en las gasolineras de Gernika. Edu Gallastegui, buenos días.
Edu Gallastegi: -...
Locutora: Bueno, tampoco podemos ofrecérsela por el momento... Vayamos con otra noticia: con un presupuesto de tres millones se van a instalar trece pipicanes repartidos por varias zonas de Getxo. A ver si ahora, cruzando los dedos, nos sale bien. Aurora Vélez, buenos días...
Aurora Vélez: -...
Locutora: -Tampoco.

Ramón Gabilondo: Creo que la compañera está en un psiquiátrico a raíz de esto. En vida, nunca le salió bien una conexión.

Ahora, pasemos al capítulo de la información meteorológica, tema que da mucho de sí. Para empezar, la condición humana hace que cuando nos levantamos por la mañana, tras reconocer nuestra propia identidad, lo primero que nos preocupe sea el tiempo que hace. Así que la meteorología nos interesa mucho, y da, a su vez, mucho juego. El primer ejemplo que hemos seleccionado se produce aquí, en Vizcaya, donde, por lo visto, ocurren algunos fenómenos meteorológicos realmente dignos de mención:

Carlos Bacigalupe: -Hay frío, cielo azul y sol. Esto, me imagino que también sucede en Gernika y Bermeo. José Antonio Iriarte
José Antonio Iriarte: -Huy, si os dijera que las aves de la Reserva de Urdaibai tienen los... los... huevos congelados -las aves, digo- En Bermeo, cuatro grados de temperatura, luce un magnífico sol, igual que en Gernika, que tiene un gradito más al sol...
C.B.: -Bueno, hombre, bueno, ¡manda huevos! En Bilbao, Verónica Bretes, ¿cómo tenemos la cosa?
Verónica Bretes: -Pues... helada, también. Mucho frío (se ríe). Cinco grados de temperatura, cielos despejados y luce el sol (no puede proseguir de la risa).

Gorka Zumeta: Qué duda cabe de que es una forma muy particular de dar la información del tiempo

A continuación, otro ejemplo. La noticia tiene su tela marinera ¡Y eso que está «en el lugar de las anécdotas»!:

Locutora: -En el lugar de las anécdotas, citar que en Canarias hay dos muertos de montaña... Dos puertos..., perdón..., dos puertos de montaña... cerrados.

Ramón Gabilondo: En Euskadi, nos quejamos, y con razón, de la fama injusta de que aquí siempre hace mal tiempo, de que siempre llueve; pero eso no es nada, créanme, comparado con lo que ocurre en Galicia. Nuestros compañeros gallegos están desesperados. Se matan con la razón diciendo: «siempre están con que aquí hace mal tiempo, y no es verdad. Hace mal tiempo de vez en cuando, como en todas partes». Y precisamente a consecuencia de este hartazgo, se produjo la siguiente situación simpatiquísima: un compañero de Vigo decidió quejarse públicamente de que la información meteorológica referente a Galicia es errónea ¿Cómo lo hizo? De semejante expresiva manera:

Locutor: -No se lo pierdan ustedes. Salga usted a la ventana. Lo ve azul, ¿no?, y ve que sale el sol, y todo eso. Pues ahora déle al botón de su ordenador, maestro Moreira, y verá lo que sale por ahí:
(Se escucha una voz femenina, grabada de algún contestador): -Chubascos débiles y dispersos de granizo en cualquier cota, y en forma de nieve por encima de los 500 metros.
Locutor: -Por si acaso no oyeron bien, vuelva a ponerlo:
(Se vuelve a oír la grabación): -Chubascos débiles y dispersos de granizo en cualquier cota
Locutor: -«Chubascos débiles y dispersos de granizo en cualquier cota»: o sea, a 15 metros de altura, a 20 Salga al balcón, no vaya a ser que estemos borrachos y lo estemos viendo todo mal (pausa) Pues no, ¡hace un sol de carallo!, y esto que acaban de oírle ustedes a esta señorita de voz atractiva se puede registrar en el magnetofón de cualquiera llamando al centro meteorológico zonal, como hemos hecho nosotros esta mañana.

Ramón Gabilondo: «¡Hace un sol del carallo!», dice. Tiene gracia la cosa, ¿verdad?

Gorka Zumeta: Con el siguiente tipo de gazapos, vamos a retrotraernos a la niñez. La radio posee esa extraña virtud por la que sus locutores o periodistas recuperamos nuestros primeros años de vida, e incluso volvemos a balbucear con una facilidad pasmosa. El primer ejemplo al respecto es el más significativo, ya que demuestra que esto del balbuceo es contagioso: cuando uno comienza, el otro continúa. La palabra en cuestión no me atrevo a pronunciarla, porque se las trae:
Invitado: -Bueno, el sentir de él pues es un poco de... apesudum..., ape..., ape... Vamos..., de... apesadrum...

Conductor del espacio: -... apesadum..., apesun... drundamiento... (termina riéndose porque no puede hacer otra cosa en esta situación).

Ramón Gabilondo: En el siguiente, comprobarán que no hace falta tener apellido vasco, ni que sea especialmente difícil para no saber pronunciarlo. A nosotros, con eso de que somos del Norte, siempre nos preguntan cómo se pronuncia tal o cual palabra en Euskera, pero ahí tienen ustedes al jugador de fútbol Giga Hagi, cuyo nombre no puede ser más fácil; sin embargo, tiene que sufrir que le llamen de todo: Higi, Haki

Gorka Zumeta: Mira Gabinete

Ramón Gabilondo: Efectivamente, aunque en ese caso si se trata de pronunciar un apellido vasco. Pero veamos qué le ocurre a José María García con uno en catalán que ustedes conocen de sobra:

José María García: -Melbourne, Pepe García, muy buenos días...
Pepe García: -Saludos y muy buenos días, José María.
J.M.G.: La cara, Juan Carlos Ferrero, el Pato Clavet; la cluz..., Alexxxx Corcherrr... llla..., al que han dado un repaso tremendo, y Albert Portas...

Gorka Zumeta: El jugador de tenis catalán, Alex Corretja, le planteó serios problemas a García. Se convirtió en su auténtica cluz. Tal y como le ocurrió con otra palabra nada complicada a otro compañero:

Locutor: -Los mejores atletas de cada deporte de nuestra ciudad de Palencia lo pasarean... lo pasarean... lo pasarean... y lo correrán por relevos...

Ramón Gabilondo: Parece mentira lo que le cuesta decir «lo pasearán» ¡Fíjate que es fácil!, pero uno se trabuca y claro.

Gorka Zumeta: Menos mal, Ramón, que hay solidaridad entre los compañeros. A continuación, un ejemplo -el último de esta serie- de cómo echan una mano desde el fondo a un colega que también se tropieza con cierta palabrita:

Locutor: -La situación demagro... demago... demago, perdón..., demago... demagooo... (sonríe).
Otro locutor (al que se le oye de fondo): -¡Demográfica!
Locutor: -...demográfica española... está en un proceso de desaceleración...

Ramón Gabilondo: Cambiando de tema, me gustaría aclarar que así como en la televisión hay muchos programas de tomas falsas, e incluso se incluyen cuando termina el programa, mientras aparecen los títulos de crédito, como el caso de Caiga quien caiga o El Informal, a nosotros no nos gusta incluir cosas grabadas previamente. Lo que nosotros seleccionamos no son pasajes trucados.

Precisamente ahí reside su valor: en que son cosas que se han producido durante la emisión en antena, en que son de verdad; poseen su certificado de calidad, su "label" de autenticidad. Nunca se trata de errores que se han grabado en un estudio a micrófono cerrado y que más tarde se han emitido porque la equivocación era divertida. Las poquísimas excepciones suceden a la hora de realizar las cuñas radiofónicas, espacios publicitarios grabados por unas voces extraordinarias en los que se deja alguna barbaridad porque queda muy bonito.
Ahora bien, aunque parezca extraño, en este ámbito, los auténticos protagonistas son los oyentes. Por mucho que queramos los profesionales, no les superamos para nada. Si alguno de ustedes ha leído el Estupidiario, el primer libro, se acordarán de aquella señora que iba a comprar a los supermercados Tiburón y que les chafó el espacio promocional porque cuando le preguntaron qué había comprado, contestó que los tomates más pochos que había visto en su vida -¡pero hombre, señora, no diga usted eso, que se carga el anuncio! ¡Haber comprado otra cosa!-; pues en esta misma línea, una tal Purificación tiene alguna dificultad que no recuerdo bien -es que hay que ver qué "malos" somos los periodistas ¡Qué "difícil" pregunta la que le hace nuestra compañera!-:

<<<ANTERIOR / SIGUIENTE>>>

Enviar la noticia a un amigo

subir




info@diario-elcorreo.es

Pintor Losada 7
Teléfono: +34 1 944870100 / Fax: +34 1944870100
48004BILBAO