a


AULA DE CULTURA VIRTUAL

<<< ANTERIOR / SIGUIENTE >>>

Transcipción de la conferencia de Ramón Gabilondo y Gorka Zumeta

Gorka Zumeta: Sí. Tenía pocas luces.

Ramón Gabilondo: Damos por cerrado este capítulo con otro sucedido que es todo un juego de palabras, aunque siempre con su cierta lógica:

Locutora: -La imagen.
Mª Ángeles Hernández: -Pues la imagen nos muestra el socabrón... (corrige rápidamente) socavón que se abrió ayer, de setenta metros cuadrados, en una carretera de Madrid, en las obras del metro que enlazarán...

Gorka Zumeta: Bueno, visto lo visto, tanto Ramón como yo reivindicamos desde aquí -tal vez sea una propuesta ante la Real Academia para futuros diccionarios- que un socavón de setenta metros cuadrados es un verdadero so cabrón.

Ramón Gabilondo: Cierto. Pero pasemos a otro de los apartados del libro, el titulado «Conexiones rebeldes». Teóricamente, la tecnología se inventó para favorecer al hombre; sin embargo, ustedes saben tan bien como yo que no siempre es así, y que incluso dificulta en gran manera nuestra propia actividad. Baste ver el microondas o la lavadora; son instrumentos tan complejos que al final uno no entiende qué hacen, y además, siempre falla lo esencial, nunca lo accesorio. Pues bien, la tecnología radiofónica también participa de ello. Para que ustedes entiendan a qué nos referimos, conviene explicar, siquiera brevemente, alguna de sus características; en concreto, un fenómeno que sobre todo habrán podido observar en la televisión. Habrán visto millones de veces que cuando se da paso a un determinado corresponsal, éste se quita inmediatamente el auricular que le conecta con lo que va ocurriendo en el estudio ¿Por qué lo hace? Porque en el momento en el que comienza a hablar, se escucha con eco. Es decir, nada más pronunciar algo, lo va oyendo repetido. Es lo que conocemos en el mundillo como el efecto satélite, que obliga al periodista a hablar como si se hubiera tomado dos botellas de pacharán. Y, qué duda cabe, esto produce algunas situaciones divertidas en antena:

Miguel Ángel Oliver: -Ronda que iniciamos, como cada mañana, en Galicia:
(Suena la sintonía de la ronda)
M.A.O.: -¡Adelante, Galicia!
(Más sintonía de fondo)
M.A.O.: -No parece que esté dispuesta la información desde Galicia Nos desplazamos y seguimos en el Cantábrico, hacia Asturias
(Más sintonía de fondo)
M.A.O.: -¡Adelante, Asturias!
(Nuevamente, la sintonía de fondo)
M.A.O.: -Bien, tenemos algún problema de conexión con la línea cantábrica, pero vamos a tratar de intentarlo nuevamente Ahora nos desplazamos a Cantabria:
Cantabria (que entra con efecto satélite): -En Cant Cant Cantábriaaaa los cie cieloooss nubooosos San Santander con con quin quin quince gradooos.
M.A.O.: -¡En Santander tienen quince grados! Veamos qué es lo que tienen en el País Vasco.

Gorka Zumeta: En este caso, la traducción simultánea de Oliver es de agradecer, la verdad.

El siguiente ejemplo es un clásico. Creemos que es la niña bonita de los gazapos producidos por el efecto satélite. Para ponerles en antecedentes, les explico que se trataba de un compañero en prácticas con una exclusiva, así que imagínense ustedes la ilusión que tenía por contar toda la información. Estaba en una emisora de Algeciras cuando, de repente, se le interpuso el satélite; pero a pesar de todo, este hombre, perseverando, perseverando, acabó soltando todo lo que tenía que soltar. La expresión final lo dice todo.

Ramón Gabilondo: Sí. Lo que me gustaría subrayar antes de dar paso a este ejemplo es que éste es el informativo radiofónico más corto de la historia.

Gorka Zumeta: No sé si está en el Guiness, pero casi.

Ramón Gabilondo: Y tiene una explicación. Cuando el muchacho terminó de dar su crónica con arduas dificultades, como verán ustedes, todos los que estaban en el estudio fueron incapaces de continuar con el informativo, porque no aguantaban la risa. Entonces, tras un paréntesis, inmediatamente se dio paso a la careta de salida. Así que el espacio tan sólo duró unos 35 ó 40 segundos. Veamos, pues, qué ocurrió:

Locutor: -Seguimos en Andalucía. Vamos a Algeciras. El ministro de Interior, José Luis Corcuera, ha confirmado al alcalde de La Línea y a otros altos cargos de la zona el aumento de la vigilancia en el Estrecho para frenar el tráfico de drogas. Fernando Silva, Radio Algeciras.
Fernando Silva: -Según ha podido saber-saber la Cadena Ser-Ser el aumen-mento de la vigilancia en el Estrecho se traducirá en el aumento-ento de dotaciones con las que cuenta el Servicio de Vigilaancia Aduanera a la espera de que entre en funcionamiento la Guardia Civiiiil del Maaar ¡joder!

Gorka Zumeta: En la Cadena SER estuvimos pensando seriamente en cambiar el texto de la careta de salida, «servicios informativos», por la de «servicios deformativos», porque después de escuchar esto, ustedes me dirán si se entiende algo.

Otro fenómeno muy conocido es el llamado efecto retorno, por el que uno de los colaboradores, o el invitado de turno, no puede escuchar a quien le hace las preguntas y, por tanto, tampoco sabe si está en antena, si el micrófono está abierto. Él intenta comunicarse, y esos intentos son, en realidad, los que nosotros escuchamos. Por otra parte, sus compañeros le hacen preguntas nunca contestadas, así que estas situaciones se convierten en verdaderos diálogos de sordos. Veamos algunos ejemplos:

Emisora: -Vicente Casal, creo que ya está preparado ¿Vicente?
Vicente Casal: -En efecto, yo me encuentro aquí al lado...
Salomón Hachuel: -¡Vicente!
V.C. (que no oye a Salomón y continúa su intervención): -... de Alberto López... Si los problemas técnicos nos dejan y si...
S.H.: -¡¡Vicente!! ¡¡Vi-cen-teeee!!
V.C. (que sigue sin tener retorno...): -... se puede escuchar, hablaremos con Alberto. Alberto, ya en sintonía de Carrusel...
S.H.: -¡¡Alberto!! ¡¡Al-ber-tooo!!
Alberto López (que está esperando a que le saluden, pero no oye nada de nada): -
S.H.: -¡Albertoooooo!
Otra voz: -Decía el Guerra que lo que no puede ser no puede ser y además... (todos a coro) ¡¡¡es imposible!!!
S.H.: -¡¡Albertooo!! ¡A ver, Vicente, es tan fácil como que le pongas ahí el auricular... ¡Alberto! ¡¡No!!
Vicente Casal (que no oye absolutamente nada y desconoce que está el micrófono abierto): -¡Está jodida la cosa!
S.H.: -¡Está jodida, está jodida!

Gorka Zumeta: Ocurrió lo mismo, en este caso, con un compañero de la DGT que estaba esperando a que le preguntaran por la situación del tráfico:

(Ramón Gabilondo: Aclaro, por si acaso, que la DGT es la Dirección General de Tráfico.)

Locutor: -Es la una de la tarde, mediodía en Canarias. Día de salida para quienes hoy emprenden sus vacaciones de Semana Santa, que deja problemas en los vuelos y algunos, menos, eso sí, en las carreteras. Buscamos ya la última hora en conexión con la Dirección General de Tráfico. Hola, buenas tardes.
D.G.T.: -¡Holaaaaa! ¡No tengo retornoooo!
Locutor: -Intentamos tener esa conexión con la Dirección General de Tráfico, a quien hemos escuchado, aunque parece que ellos no nos escuchan a nosotros.

<<<ANTERIOR / SIGUIENTE>>>

Enviar la noticia a un amigo

subir




info@diario-elcorreo.es

Pintor Losada 7
Teléfono: +34 1 944870100 / Fax: +34 1944870100
48004BILBAO