Unai Basurko en la Vendee Globe -Portada

Historia de la Vendée Globe

La Vendée Globe es una regata alrededor del mundo, en solitario, sin escalas y sin asistencia, lo que la convierte en una competición deportiva de carácter excepcional. Se celebra cada cuatro años, cuenta con un recorrido de 24.000 kilómetros alrededor del planeta y tiene su llegada en Sables d'Olonne, en el departamento de la Vendée.

Participantes y barcos de la regata 2008.
(www.vendeeglobe.org)

Presentación oficial de la Vendée Globe 08

La ruta de los tres cabos

La regata es toda una odisea que arranca en el puerto francés de Les Sables d'Olonne, recorre el océano Atlántico hacia el cabo de Buena Esperanza, prosigue hacia Australia para doblar el cabo Leeuwin, pasa el cabo de Hornos y emprende regreso hacia la localidad gala de donde partió. La prueba se disputa a partir de noviembre, momento en que el hemisferio sur se encuentra en verano y es posible la navegación en latitudes tan altas.

Un desafío desde su origen

Parece que el origen la prueba hay que buscarlo en un grupo de amigos que, ávidos de sensaciones extremas, planteó el desafío de dar la vuelta al mundo, en monocasco, sin escalas ni asistencia. Fue Philippe Jeantot el organizador de la primera Vendée Globe en 1989. Desde entonces, se han organizado otras cuatro ediciones: 1992, 1996, 2000 y 2004. Vincent Riou fue el ganador de la pasada edición tras llegar el 2 de febrero de 2005 después de 87 días, 10 horas, 47 minutos y 55 segundos en su monocasco PRB (seis días menos en comparación con el récord anterior establecido por Michel Desjoyaux).

Unos barcos y unos navegantes únicos

Los barcos son del tipo Open 60, monocascos de 18 metros de eslora -60 pies- construidos en fibra de carbono que deben combinar una gran ligereza para poder alcanzar grandes velocidades y una resistencia suficiente para afrontar un reto tan duro como supone la navegación en condiciones extremas.

Para mitigar los evidentes riesgos de la regata, los competidores están obligados a someterse a diversos chequeos médicos y cursos de supervivencia. También tienen que demostrar experiencia en este tipo de pruebas, bien habiendo tomado parte en una edición anterior de la Vendée, bien habiendo competido en una prueba transoceánica en solitario. En este caso, se debe haber participado con el mismo barco que se empleará en esta vuelta al mundo o completar en la embarcación a utilizar una travesía de al menos 2.500 millas a una velocidad media de 13 km/h.