PORTADA


CULTURA
AGENDA
CINE
CONCIERTOS

EXCURSIONES
MONTAÑA
TURISMO ACTIVO
BUENAS IDEAS

RESTAURANTES
SEMANA DEPORTIVA
VARIEDADES

MÁS INFORMACIÓN


RUTAS DE MONTAÑA

SIERRA SALVADA
En los límites de Salbada

El Eskutxi marca los límites de Salbada al oeste. Su ascensión no ofrece problemas por el portillo de Aro, uno de los accesos tradicionales a la meseta en esta sierra

FERNANDO J. PÉREZ
BILBAO

El Eskutxi, con sus 1.180 metros de altitud, es el techo de sierra Salbada o Garobel, un imponente macizo montañoso que marca a lo largo de diez kilómetros la divisoria de aguas entre los sistemas cantábrico y el mediterráneo y señala de forma tan abrupta como visible el inicio de la meseta, en la divisoria misma de Vizcaya y Alava. Este monte de imponente silueta, como casi todas las cimas de la sierra, dibuja el límite de Salbada por el noroeste. Aún quedan Peña Aro (1.127) y Urieta (1.113) siguiendo la escarpadura hasta el cordal de Angulo, pero queda constituida como la última gran cima de la cordillera.

Esta parte de Salbada se encuenta en territorio alavés y aunque ofrece varias rutas posibles la más habitual es la que discurre a través del portillo de Aro desde Añes, un pequeño y recóndito pueblecito que aún sobrevive de las vaquerías. A él se puede llegar por Llanteno o por la carretera de Angulo, tomando una desviación que sigue el cauce de río San Miguel y pasa por Encina de Angulo y Ahedo.

EL PUEBLO DE AÑES
La excursión comienza en la plaza del pequeño pueblo de Añes (0h.00'), una reluciente explanada junto a la iglesia donde se puede llenar la cantimplora en un grifo situado junto al contenedor de basura. Allí tenemos que coger la pista de cemento que nace junto a un gran nogal y enfila de frente hacia las imponentes paredes de la sierra (S). Una vez dejadas atrás los últimos caseríos el camino se convierte en una pista de piedra que discurre entre campas. Cruza una ataka (0h.17') y continúa la ascensión en direccion sureste entre pinos y, esporádicamente, especies autóctonas.

La pista se empina progresivamente y va ganando altura mientras se aproxima a la muralla rocosa, hasta que desemboca en la pista que viene del cercano Salmantón (0h.28') y que discurre al pie de la escarpadura desde Lendoño de Arriba y hasta el portillo de Aro. Esta pista es una carretera con todas las de la ley hasta Salmantón, donde se convierte en una pista para todoterrenos. En esta bifurcación se puede observar un cartel con el epígrafe zona de becada, un ave un poco más pequeña que la perdiz también conocida con los nombres de choca o gallineta. Las señales del coto nos acompañarán ya casi hasta el portillo de Aro.

Situados ya en la pista, hay que seguir por ella hacia la derecha (SW), con la pared rocosa sobre nuestras cabezas, a la izquierda, y unas excelentes panorámicas del valle de Ayala a nuestra derecha. El camino, en el que se fácil cruzarse con algún todoterreno, apenas gana altura en su primer tramo, hasta que bordea la imponente peña de Aro y enfila hacia el sureste ya directamente al portillo de Aro (1h.15). Situado a casi mil metros de altitud, este tradicional acceso a la llanada, es uno de la casi media docena de pasos que salvan la cordillera y el último al oeste.

PEÑA DE ARO
En la meseta, la pista por la que hemos accedido a ella sigue recta hacia el sureste y nos lleva hasta Llorengoz. Sin embargo, nuestro objetivo se situa a la izquierda (NE). La pequeña pista que parte en esa dirección desde el mismo portillo nos acercará hasta las inmediaciones del Eskutxi, aunque si queremos disfrutar de la panorámica que ofrece la sierra lo mejor es aproximarnos cuanto antes al precipicio. Para ello, abandonamos el camino y ascendemos, a la izquierda, por la cresta hasta alcanzar la peña de Aro (1h.32'), apenas una plataforma rocosa marcada con un par de pequeños hitos. Sin embargo, merece la pena ya que las vistas abarcan, hacia el norte buena parte de la provincia y, de Oeste a Este, desde Castro Grande hasta el Gorbea. El valle de Ayala queda a nuestros pies.

El acceso al cercano Eskutxi, hacia el Este, se realiza por un sendero cercano a la escarpadura y se convierte en apenas un paseo por un terreno donde, si estamos en temporada y la suerte nos acompaña, podemos encontrar perretxikos. En menos de media hora alcanzamos la cima (2h.00'), señalada con una gran vértice geodésico y un viejo buzón del Goikogane de Llodio (1965). Las vistas son similares a las que ofrece Peña Aro.

Para el descenso utilizaremos la pista antes desechada, que encontramos sin problemas adentrándonos hacia el valle. Por ella alcanzamos el portillo de Aro (2h.25') y bajamos hasta Añes (3h.20') en un descenso que nos permite disfrutar de nuevo de las vistas que ofrece el valle de Ayala.

Añes como punto de salida y destino

Cima: Eskutxi (1.178 m.) y Peña Aro (1.123 m.). La primera puntúa para el Concurso de los Cien Montes.
Situación:
Son los últimos montes de sierra Salbada por el Oeste, en territorio alavés. Las cumbres corresponden al término municipal de Añes, un pequeño y remoto enclave alavés lleno de encanto a los pies de la sierra. y en el que comienza y concluye la excursión.
Dificultad:
Fácil. Asequible a todo tipo de montañeros. Con viento o mal tiempo hay que mantener las mínimas precauciones en las zonas próximas a las escarpaduras.
Tiempo:
2h.00 para ascender y 1h.25 para la bajada. En total 3h.25 sin contar las paradas.
Otros accesos:
Madaria, Salmantón, Lejarzo. Las Fuentes o por la sierra en travesía.
Comunicaciones:
No existen servicios de transporte público a Añes. El más cercano nos deja en Llanteno, pero su escasa frecuencia impide cualquier combinación. Para llegar en coche particular hay que llegar hasta Llanteno por ir a Artziniega y desviarse desde allí hasta Añes.
Mapas:
mapa B-10, correspondiente a las sierras Salvada y Urkabustaiz de Javier Malo.


PORTADA / CULTURA / AGENDA / CINE / CONCIERTOS
EXCURSIONES / RUTAS DE MONTAÑA / TURISMO ACTIVO / BUENAS IDEAS
RESTAURANTES / SEMANA DEPORTIVA / VARIEDADES / MÁS INFORMACIÓN


info@diario-elcorreo.es