PORTADA
NOTICIAS
EXPOSICIONES
INF. GENERAL
ALBUM DE FOTOS
EL EDIFICIO
VISITAS ILUSTRES

Y DESPUÉS, ¿QUÉ?



De Jasper Johns a Jeff Koons
Coleccionistas con el ojo abierto

El museo bilbaíno expone la colección de Broad, con obras de Jasper Johns, Warhol y Jeff Koons

IÑAKI ESTEBAN - Bilbao

'Perro globo'. Obra de Jeff Koons



Hijo único de un pintor de brocha y de una modista procedente de una familia muy culta y liberal, ambos de origen lituano, Eli Broad se crió en las afueras de Detroit y heredó el espíritu emprendedor de su padre y de su madre. El resultado de ambas influencias genéticas se ha hecho carne en este empresario, uno de los más ricos de Estados Unidos, dueño de una colección de arte contemporáneo que ha atesorado a lo largo de treinta años y se sitúa entre las primeras de todo el mundo.

Una selección de estas obras se exhibirá desde mañana y hasta el próximo 7 de septiembre en el Museo Guggenheim de Bilbao. De Jasper Johns a Andy Warhol, de Cindy Sherman y Jeff Koons hasta los artistas californianos más jóvenes y prometedores, todo lo más brillante y reconocido cabe en esta colección del matrimonio formado por Eli y Edythe Broad, ejemplo de los coleccionistas apasionados y rigurosos a un tiempo, poseedores de unas 400 obras de cerca de 150 artistas.

Eli Broad insiste en que la gran recompensa del coleccionismo reside en la aportación educativa que comporta conocer las entrañas de las obras y el alma de los creadores: «Soy un hombre de negocios y la gente como yo se pasa todo el día con banqueros y con colegas para seguir haciendo más negocios. Dudo de que sepamos qué pasa realmente en el mundo. Y a mí, el contacto con los artistas e investigadores me abre la visión, me entero de cosas que no sabía».

Fue su mujer, Edye, la que empezó a ir a las galerías, llevaba a casa una litografía de Braque o un cartel de Tolouse-Lautrec. A partir de 1973 su marido le siguió en sus incursiones y se enganchó al arte. Su primera adquisición importante fue un dibujo de Van Gogh, que luego cambió por una pintura de Robert Rauschenberg fechada en 1954. «El dibujo había estado enrollado durante mucho tiempo y era difícil conservarlo, así que lo cambiamos por esa obra y orientamos nuestra colección al arte contemporáneo».

Serra en el jardín

Las obras realizadas después de la Segunda Guerra Mundial le permiten conocer personalmente a sus autores. Conoció a Warhol, es amigo de Johns y de Cy Twombly, Richard Serra construyó una escultura en hierro, similar a la 'Serpiente' del Gugenheim, para el jardín de su casa.

Habla de cómo hace 20 años él y su mujer conocieron a Cindy Sherman, una de las artistas más reconocidas y caras de la actualidad, en un sótano de Nueva York, donde estaba la galería Metro Pictures. Le compraron unas fotografías por 200 dólares ­hoy piezas codiciadas por todos los museos del mundo­ y actualmente poseen 110 instantáneas de la artista.

Se acuerda también de Jean-Michel Basquiat, una «figura trágica» que murió a los 28 años. «Estaba todo el día drogado y bebiendo whisky. Andy Warhol fue su gran apoyo. Duró muy poco después de su muerte».

A los Broad les gusta tomar sus propias decisiones, eso sí, después de haber visto y leído mucho sobre los artistas a los que compran obra. «Coleccionar no es simplemente adquirir un objeto. Hay que acercarse al creador, a las cosas que hace, compararlas entre ellas y con lo que realizan otros artistas».

Cuando van «a cualquier parte del mundo», visitan los museos, las galerías, los estudios, compran libros, catálogos y revistas. Eli Broad se encuentra a menudo con gente que le pregunta por qué su afición por el arte contemporáneo, a veces no muy comprensible, al menos a primera vista. «Me dicen que les gustan los impresionistas. Y yo les digo que aquellos pintores también fueron contemporáneos en su tiempo, muy poco comprendidos, criticados y rechazados».

Con el tiempo, los Broad han llegado a ser conocidos por su gran pasión coleccionista, menos por sus negocios inmobiliarios y financieros. Prestan sus obras a los museos porque piensan que una de las funciones del coleccionista es compartir su experiencia con el arte y mueven los cuadros y esculturas de su casa periódicamente, como si cambiaran de exposición.

La vida de este hombre y esta mujer, ambos hijos de emigrantes, ha adquirido un sentido distinto desde que empezaron su colección, una trayectoria que ahora ha encontrado una estación de paso en el Guggenheim Bilbao. ldés. La celebración de la efemérides alcanzará al gran público con dos jornadas de acceso gratuito, mañana y pasado.

"Los políticos no afrontan riesgos"
Uno de los propósitos de la Fundación Broad es prestar obra a otros museos, algo de lo que generalmente suelen recelar instituciones de su clase por el miedo a los daños que puedan sufrir en el transporte. La próxima exposición en el Guggenheim, sobre Alexander Calder, y la del Reina Sofía sobre Jonathan Lasker tendrán obras prestadas por los Broad.

Pero además la fundación, que tiene su base de operaciones en Santa Mónica (California), trabaja en otros frentes, como la educación. «Me di cuenta de que en Estados Unidos tenemos el mejor sistema universitario del mundo, pero una de los peores resultados en la educación primaria: créame, algo terrible. Así que empezamos a invertir en formar a los directores de las escuelas para las gobiernen y dirijan mejor sus centros, para que las relaciones laborales sean más fluidas. Invertimos y no nos importa equivocarnos. No despediría a nadie por ello. Y hacemos lo que no hacen los gobiernos, que tienen pavor a dar un mal paso porque luego pueden salir en la primera página de los periódicos de un modo que no desean. Los políticos no afrontan riesgos».

Entre los centros que patrocinan está la Universidad de Michigan, donde estudió Eli Broad. Él afirma que, entre sus primos, es el único que sólo tiene una carrera. Los otros tienen varias, se dedican a lo que les gusta y no les importa el dinero.

 

Datos de la muestra

Título: De Jasper Johns a Jeff Koons. Cuatro décadas de arte de las colecciones Broad
Comisaria: Lisa Dennison
Sedes: Los Angeles County Museum of Art; Corcoran Gallery of Art, Washington, D.C.; Museum of Fine Arts, Boston; Museo Guggenheim Bilbao
Fechas: 15 de febrero­7 de septiembre




info@elcorreodigital.com