El acceso al monte Kobetas quedará cortado al tráfico privado desde las tres de la tarde del jueves

Volver a portada

 

GPS

L

os accesos al Monte Kobetas se han mejorado al instalarse una nueva acera desde las inmediaciones de la fábrica Beyena, donde los autobuses dejarán a los viajeros y a una distancia aproximada de 800 metros, unos 10 minutos a pie, de la entrada al recinto. Se ha mejorado toda la zona de autocaravanas, con 30.000 metros cuadrados de zonas asfaltadas y verdes donde se podrán colocar las tiendas de campaña, con capacidad para alrededor de 5.000 personas.

El recinto de conciertos también ha sufrido modificaciones eliminando el montículo que quitaba visibilidad al público e igualándolo al resto del recinto. Asimismo, se ha aumentado la base de cemento donde se colocará el escenario principal. Tras el festival, Muro ha asegurado que se instalarán pistas de baloncesto, de fútbol sala y de otros deportes.

AUTOBUSES GRATUITOS

Los accesos al recinto desde el Camino Kobetas permanecerá cerrado al trafico a partir de las tres de las tardes del jueves hasta las doce del domingo y solo se permitirá el acceso a los vecinos, vehículos autorizados y transporte público. En este sentido, la organización ha puesto a disposición del público 36 autobuses gratuitos que saldrán desde la calle Pitxitxi, situada detrás del campo de San Mamés, y de la estación de Ansio junto al Bilbao Exhibition Centre (Barakaldo). Para lo que se desplacen al festival desde fuera de Bilbao se habilitarán cerca de 3.500 plazas de aparcamiento en el BEC. Al entrar al parking se pagarán cinco euros.

Las personas con movilidad reducida dispondrán de un autobús exclusivo que les acercará hasta el recinto del festival. Ya en su interior dispondrán de zonas elevadas exclusivas situadas en los laterales a la altura de las mesas de sonido, desde donde poder disfrutar sin problemas los 23 conciertos.

LIMPIEZA Y SERVICIOS

El Kobetasonik incluirá un importante operativo de limpieza en todo el recinto con más de 150 contenedores de residuos de 1.100,2.400 y 3.600 litros y un contenedor de 20 metros cúbicos. Un total de 30 operarios y 15 vehículos se encargarán de la limpieza y desinfección diaria desde las ocho de la mañana hasta las tres de la tarde.

La organización no ha querido dejar nada en el tintero y han dispuesto de un completo operativo compuesto de ambulancias, personal sanitario y bomberos, junto a un servicio de vigilancia, formado tanto por agentes de la Policía Municipal como por personal de la organización. Alrededor de 140 personas se encargarán de mantener la seguridad tanto dentro de la doble valla que cercará el perímetro del recinto como fuera de ella. La Policía Municipal vigilará los accesos y la entrada a la zona, con especial atención a los excesos de consumo de alcohol, sobre todo entre los aficionados que hagan uso del coche. También se habilitará un puesto médico.

Uno de los elementos más polémicos de la anterior edición se centró en el servicio hostelero y que la propia organización ha reconocido en diversas ocasiones que fue "un desastre". En esta ocasión han subcontratado a otras empresas hosteleras que ofrecerán comida típica vasca, italiana, comida rápida,... distribuidos en seis puestos con 250 metros de barra y 350 personas en total distribuidos en distintos turnos para "volver a la buena senda".

Un total de 80 personas se encargarán de la carga y descarga de los escenarios a los que se sumarán los 150 auxiliares de control "para controlar la periferia y el perímetro del recinto" y 15 'runners' o conductores que mueven a los artistas durante el festival. El escenario principal cuenta con 18 metros de boca, 150 cajas de sonido que alcanzan los 80.000 vatios un equipo de luces que proyectarán 250.000 vatios de luz.

Cuatro pantallas simultaneas de video permitirán que los aficionados puedan seguir el concierto desde cualquier punto del monte Kobetas. Además podrán verse a través de "ETB3" y "RNE3" cubrirá el festival y durante la franja nocturna realizará un programa especial. Más de 200 periodistas, principalmente españoles cubrirán el evento, aunque también están acreditados un gran número de profesionales de Inglaterra, Francia y Portugal.

CURIOSIDADES

El responsable de Last Tour International, ha destacado que hay 100 habitaciones reservadas en Bilbao "sólo para los artistas". Asimismo, se ha instalado una carpa "enorme de 50 metros" que acogerá 40 camerinos, dado que la mayor parte de los miembros de las bandas "tiene el suyo individual y no comparte con el resto de sus compañeros de formación".

Mötley Crüe es el grupo que mayor número de equipo traerá al festival con 60 personas, cuatro camiones y cuatro autobuses. En escenario la banda "tocarán con una batería giratoria en el aire", con un montaje "bastante espectacular" de luces y un show "con alto contenido erótico". Su líder Nikki Sixx cenará en un restaurante de Bilbao junto con sus amigos de Anthrax, ha dicho Santiago.

Por su parte, otro de los platos fuertes del Kobetasonik, Marylin Manson, llegará acompañado por un equipo de 30 personas, cuatro autobuses y cuatro trailers. Entre sus particularidades se encuentran su pasión por la pintura por lo que se espera que visite el Museo Guggenheim Bilbao.

En el caso de DreamTheater, la banda "prohíbe terminantemente que haya alcohol en sus camerinos y en su entorno". Y el líder de Anthrax, Scott Ian, asistirá al festival con su novia Pearl, hija de mítico cantante y actor Mick Love, ha explicado Alfonso Santiago.






Todo para tu ocio