Paco de Lucía

Siete cosas que no te puedes perder del festival de Jazz de Vitoria

Volver a portada


Una pequeña guía para sacar el máximo partido a la semana en la que la capital alavesa se convierte en Nueva Orleans

AITOR ALONSO
1. Los conciertos en Mendizorroza.
Son el principal reclamo, así que es imprescidible pasarse por el polideportivo de Mendi para poder decir que uno ha disfrutado de uno de los mejores festivales de jazz del Estado y de Europa. El cartel de este año contiene apuestas para todos los gustos. Desde el gospel de Sweet Honey in the Rock hasta el jazz clásico de Joe Lovano, la exquisitez a la guitarra de Pat Metheny, el virtuosismo del piano de Fred Hersch y la arrebatadora fueza de Sonny Rollins, el hombre que a los 81 años promete tres horas de concierto. Para que luego digan de Springsteen. Cartel

2. Las jam sessions en el NH
Tan famosos como los conciertos en Mendizorroza son los after-show en el NH, el hotel de referencia del Festival de Jazz, donde se alojan buena parte de los músicos. Es obligado pasarse después del concierto de Mendizorroza, porque es muy habitual que junto a la banda residente (este año Jonathan Batiste Trio y The Pink Turtle) se suban al escenario las estrellas alojadas en el hotel y los músicos que acaban de llegar de regreso de su concierto en el polideportivo. El NH ha deparado en la historia del festival jam sessions memorables. Grandes figuras como Joe Lovano o Wynton Marsalys han marcado noches de gloria en un ambiente de club neoyorquino, aunque algo masificado ya.

3. El ambiente de jazz en toda la ciudad
El NH es el epicentro, pero cada vez más bares y pubs se suman a la tradición de comprometerse con el jazz en esta semana de julio. Dublin, en la Virgen Blanca; Man in the Moon en Manuel Iradier; Rio, en Dato; O'Connors en Prado... Hay toda una ruta de actuaciones de buen jazz para animarse antes de los conciertos o seguir la fiesta después de acudir a Mendizorroza. Aquí tienes un plano para no perderte

4. Un buen homenaje gastronómico (pintxos+restaurantes)
¿Qué hacer en Vitoria mientras uno espera a que llegue la media tarde para encaminarse a los conciertos...? Pues nada mejor que una buena comida, bien con mesa y mantel o a base de pintxos, algunos de ellos personalizados con motivo del festival. Para comer en serio, las recomendaciones son obligadas: Zaldiaran, el único restaurante vitoriano con estrella Michelin; Ikea, que la ha ostentado hasta hace poco, ambos en la cima de su creatividad. Sagartoki, Arkupe, Felipe o El Clarete para garantizarse la satisfacción con sabores clásicos y buenos productos tratados de una forma más o menos arriesgada. En materia de pintxos, Vitoria está a la altura de las mejores barras, sean las de Donosti o de cualquier otra capital española. El Sagartoki. MarmitaCo, Iñaki Rodaballo o Saburdi son buenos sitios para apalancarse en la barra, pedir un buen vino de Rioja Alavesa y comer de forma informal y divertida.

5. Al menos un concierto en el Principal
Los conciertos de Mendizorroza son obligados, pero un buen aficionado al jazz echará siempre un vistazo de reojo a la programación del Jazz del siglo XXI, el festival paralelo de nuevas promesas que se desarrolla todas las tardes en el Teatro Principal de la ciudad. Dos recomendaciones: el jazz de vertiente clásica americana de Ambrose Akinmusire Quintet (el viernes 20) y el jazz progresivo de onda europea de Phronesis, el miércoles 18.

6. Aprovecha para comprar discos
Cada vez es más difícil encontrar una tienda de discos en sentido estricto donde sumergirse en vinilos y cedés con el encanto de aquellos viejos comercios, que en Vitoria especialmente han quedado prácticamente exterminados por los usos y costumbres digitales. Durante el festival, de hecho, es una gran superficie, El Corte Inglés, el que efectúa un mayor esfuerzo por poner a disposición del público una variada selección de discos de los grupos, bandas y solistas presentes en la cita vitoriana. En su sede de Jesús Guridi ofrece más jazz del habitual y, además, instala una tienda temporal en el propio polideportivo de Mendizorroza exclusivamente centrada en jazz. Suele estar en frente de la barra de bocadillos, así que no tiene pérdida.

7. Planes culturales y Green Capital
Si aún le queda tiempo para visitar la ciudad, la catedral vieja siempre tiene una visita guiada (www.catedralvitoria.com), lo mismo que el Artium (www.artium.org) o el centro histórico de la ciudad.
Estos días está abierta en la Sala Fundación de la Caja Vital (Calle Postas 13-15) una exposición titulada 'Made in USA' con una atractiva selección de iconos culturales americanos que han acabado invadiendo el resto del mundo.
Por lo demás, Vitoria es Capital Verde Europea en 2012, lo que ha conseguido por su concienciación ambiental y por el emblemático anillo verde que la rodea. Una buena visita para comprobarlo son los humedales de Salburua, donde está ubicado el centro Ataria.


Los grupos del festival de Jazz Vitoria

Qué grupos van a tocar y qué días

Concierto de Stefano Bollani

Lunes: Sweet Honey in the Rock...
Martes: Stefano Bollani Trio ...
Miercoles: Soul Rebels....
Jueves: Gilberto Gil...
...


Entradas para el Jazz en Vitoria

Festival de Jazz 2012

Info útil sobre el festival

Todo lo que necesitas saber sobre el 36º Festival de Jazz de Vitoria.


Venta de entradas del Festival de Jazz 2012