Lo mejor de lo mejor

Volver a portada

Repasamos el cartel junto a Jon Ulecia, que actúa el viernes con su banda

ÓSCAR CUBILLO | GPS

A Jon Ulecia personaje sintomático de la movida pamplonica, le mola el Azkena. "Es uno de los pocos festivales de rock and roll. No hay muchos más, ¿verdad?", pregunta. Jon procuar frecuentarlo. "Fui a la primera edición al aire libre y, pese a los Stooges, me lo pasé muy bien. Luego he estado días sueltos otros años viendo a los Beasts Of Bourbon, los Pogues, Giant Sand...". Como todos los asiduos, Ulecia coincide con numerosos colegas en Mendizabla. "Me suelo encontrar con mucha gente. La última vez me reconocieron tres personas como el tipo de Cantina Bizarro y no sabía dónde meterme. Me sonrojé, así de primeras". Jon siente emoción ante la actuación de su grupo el viernes. "Sí, mucha... Será un concierto comprimido y enérgio". Lo cual le favorecerá, seguro.

Le pedimos que ejerza de guía particular por el ARF y se aplica con sinceridad: "No puedo estar más que el 15 e intentaré no perderme a Eli Paperboy Reed. Como fan de Willy De-Ville que soy, pues imaginarás que me puede gustar. A los Zombies iré más por la curiosidad de comprobar cómo andan ahora. Los Black Crowes me parecieron en su día calco entre los Faces y los Rolling, pero con el tiempo es diferente: son muy buenos músicos y deseo ver qué hacen".

Alice y la nostalgia

Aunque se ausentará, Jon se moja sobre las otras dos jornadas. "Del jueves 14 me gustan Jenny Dee And The Deelinquents. Van en la onda de esas bandas chicas que producía Phil Spector y por lo menos en estudio suenan genial. Lo de la Juliette Lewis me pareció ridículo. Ya tuve la desgracia de vislumbrar algo la primera vez que participó. No sé... hay una foto de ella con un toro. Pues eso...".

Y el sábado 16 confiesa: "Me quedaría por Alice Cooper. Aquí me puede la nostalgia. Crecí musicalmente desde que Alice entró en casa. Y luego cuenta todo el asunto del espectáculo... Bueno, a mí me parece enternecedor que todavía nos intente hacer creer que sigue aquí por la música. Y me interesa Mike Farris porque canta estupendamente y a mí también me gusta el gospel. La música de raíces. Soy un nostálgico incluso de lo que no he vivido. El único problema es que, en los festivales, te puedes empachar".