Los grandes del rock sureño

Lynyrd Skynyrd cierran el festival con su mezcla de rock and roll, música country y blues.

Volver a portada


RAFAELLA BREEZE
Allá por la década de los 60, en el instituto Robert E. Lee de Jacksonville, Florida, Leonard Skinner hizo historia. Mandó a tres chicos al director por tener el pelo demasiado largo. Ni de lejos se imaginaba que esos chicos pasarían a ser leyendas del rock. Y que, resentidos, llamarían a su grupo Lynyrd Skynyrd (pronunciado Leh-nerd Skin-nerd). Se convirtieron un icono del sur norteamericano. Fueron, y son, bandera de todo un género, y ahora llegan al Azkena con sus clásicos en el bolsillo, preparados para deleitar al público vitoriano.

Casi cincuenta años después, siguen estando en forma. En 1993 lanzaron su disco "The last rebel" y lo llamaron así porque, según Van Zant, cantante, "Creemos que somos la última banda del sur de los viejos tiempos que sigue haciendo algo". Casi diez años y cinco álbumes más tarde, aún más razones para creerlo. Con uno a la espera de ser publicado en agosto, se mantienen en activo. Aunque de la formación original sólo queda uno, Gary Rossington, compositor y guitarrista, la formación actual reproduce fielmente el espíritu que los hizo el grupo icono del rock sureño. Una mezcla de rock and roll, música country y blues. Se completa con letras sobre la cultura y herencia histórica del sur de Estados Unidos.

Crearon la canción "Sweet Home Alabama", repetido y versionado hasta la saciedad. Sonó en la película Forrest Gump, cerca del final, cuando Forrest se reúne con Jenny. Se ha usado en campañas publicitarias, de KFC y WWE, la Federación de Lucha Libre. Y como no, el estado de Alabama también ha querido sacar provecho del himno. Se usó la frase "Sweet Home Alabama" para promover el turismo del estado de en una campaña millones de dólares. Han sonado incluso en gallego: Siniestro Total versionaron el tema como Miña Terra Galega.

Llegaron alto, pero son una banda marcada por la tragedia, tres días después de sacar su sexto álbum, Street Survivors, en 1977, el avión que llevaba al grupo a Mississippi se estrelló. Fallecieron tres de sus integrantes y el resto fueron heridos. La banda se separó. En los ochenta, dos de sus miembros, Rossington y Collins, formaron un nuevo grupo. Un poco faltos de originalidad, lo llamaron la Rossington Collins Band, con cuatro de los miembros originales.

Collins tuvo un accidente de coche en 1986 y falleció cuatro años más tarde. En 1987, se volvieron a juntar varios miembros del grupo, de nuevo bajo el nombre de Lynyrd Skynyrd, y embarcaron en una gira. En 1991 entraron en el estudio para grabar de nuevo y durante el resto de la década hicieron frecuentes giras.

Sus viejas canciones siguen sonando en las radios americanas, la consagrada "Sweet Home Alabama", pero también "Freebird", que les dió fama también por abrir el tour Quadrophenia, de los Who, en 1973. Su amplio repertorio de grabaciones y sus frecuentes giras, deja claro que aún tenemos Lynyrd Skynyrd para rato.