-Volver a portada

-Leer la noticia
-Ver su ubicación

BILBAO CENTRO
CASCO VIEJO
RESTO BILBAO

Bilbao está ocupado por un disperso rebaño de 175 vacas de colores

Ochenta artistas, en su mayoría vascos, han participado en el diseño de las piezas.
Operarios municipales instalaron el 18 de junio los ejemplares de fibra de vidrio.

Son de fibra de vidrio, de tamaño natural y vinieron al mundo en Zúrich, la ciudad donde un artista con todos los derechos como autor inició hace tres años este tipo de exposiciones urbanas, eligiendo a las sufridas vacas como soporte para todo tipo de pinturas e intenciones artísticas. Bilbao, en la interminable celebración del 700 aniversario de su fundación, se ha sumado a la iniciativa que en 1998 concitó en la ciudad suiza un gran flujo de visitantes. Desde esta noche alberga en sus calles y plazas 175 de estas piezas, esta vez ilustrados por ochenta artistas en su mayoría vascos.

Entre los participantes en la experiencia figuran Iñaki de la Fuente, los hermanos Vicente y Fernando Roscubas, Jesús Mari Lazkano, Agatha Ruiz de la Prada, Koldobika Jauregi, Alfonso Gortazar, José Ibarrola, Txupi Sanz, Javier Urquijo e Iñaki García-Ergüín, así como un buen número de jóvenes y todavía desconocidos artistas, seleccionados por el centro municipal Bilbaoarte. Por ello, la muestra de vacas manipuladas a través, en la mayoría de los casos, de simples brochazos de pintura, es variada y vistosa.

Los 175 ejemplares, que han sido comprados por 59 empresas que patrocinan la exposición, permanecerán en la calle hasta el 30 de septiembre, aunque serán retiradas durante la Semana Grande, entre el 17 y el 28 de agosto. Anoche fueron instaladas en Abando y el Casco Viejo, así como en Santutxu, La Casilla, Rekalde, Deusto y San Ignacio, ancladas a pesados bloques de hormigón. La Fundación Bilbao 700 otorgará tres premios a las vacas que reúnan los requisitos de mayor creatividad, originalidad y diseño.