La flecha señala el parking para los fines de semana del 14 al 15 y del 21 al 22

Ocho contra el mar


Bilbao despide a los participantes en la regata VELUX 5 Ocean, la vuelta al mundo a vela en solitario

EL CORREO DIGITAL/ BILBAO


La Velux 5 Oceans, la vuelta al mundo en solitario, dio comienzo el 22 de octubre con la salida de seis de los ocho participantes debido a que Graham Dalton y Tim Troy se vieron obligados a retrasar su salida a causa de problemas en sus embarcaciones. Dalton se incorporó a la expedición a finales de octubre, junto al vizcaíno Unai Basurko, que días antes tuvo que regresar a Bilbao tras padecer los problemas de una gran tormenta que obligó a varios de los participantes a hacer una escala no programada. Por su parte, el norteamericano Tim Troyse quedó en tierra y el 9 de noviembre comunicó oficialmente que se retiraba de la prueba.

 

Los seis navegantes que tomaron la salida oficial fueron despedidos por miles de personas y cientos de embarcaciones del Puerto de Getxo hasta la primavera de 2007, cuando vuelvan, si es que lo logran, de su periplo por los mares. Con exquisita puntualidad, en el horario previsto (13:00 horas), partieron todos juntos tras oir la señal que partió de 'El Saltillo', el histórico buque-escuela de la Universidad del País Vasco, en el que se encontraba embarcado el Comité de Regata. Antes, todos ellos se habían despedido desde un podio colocado al efecto y cada uno a los acordes de la canción elegida para ello.

Los participantes deben cubrir 30.000 millas náuticas -55.560 kilómetros- sin ayuda externa y con sólo dos escalas. Son tres etapas en las que los únicos compañeros de viaje del navegante serán su propio barco y el mar. La primera une la capital vizcaína con la ciudad australiana de Fremantle. 12.000 millas en las que tras cruzar el Golfo de Vizcaya toman rumbo al cinturón tropical de baja presión y sortean el Cabo de Buena Esperanza y parte del Océano Antártico antes de alcanzar la costa australiana. La llegada está prevista a mediados de diciembre.

Tras descansar algunos días, los barcos afrontarán uno de los retos más complicados del planeta en cuanto a la navegación se refiere. Desde la costa sur de la isla, a través del Océano Antártico, pondrán rumbo al Cabo de Hornos, desde donde enfilarán la costa oriental de Sudamérica. 15.000 millas antes de atar amarras en el puerto de Norfolk, situado en la costa Este de los Estados Unidos. Si todo discurre según lo previsto llegarán a mediados de marzo del próximo año. El último escollo antes de regresar a Bilbao, serán las 3.400 millas del Atlántico norte.

Los ocho participantes llevan como velero el Open 60, considerado junto al Open 50 como el "fórmula 1" del mar por sus prestaciones y la velocidad que desarrollan en condiciones favorables de viento. «Es una de las pruebas deportivas más grandes que puede desarrollar el ser humano. Tendrán que enfrentarse a olas de 30 metros, a los océanos, y a su barco. La regata más larga y dura que se puede realizar», destacó David Adams, director de la prueba.

Retornos económicos

El portugalujo Unai Basurko, los ingleses Mike Golding, Sir Robin Knox-Johnston y Alex Thomson, el norteamericano Tim Troy, el suizo Bernard Stamm, el neozelandés Graham Dalton y el japonés Kojiro Shiraishi son los elegidos. José Luis de Ugarte, marino getxotarra, que forma parte de la organización de la prueba, destaca«la experiencia y la mentalidad» como dos activos a tener muy en cuenta a la hora afrontar el reto. «Sobre todo en los momentos difíciles es cuando hay que hacer frente a las adversidades», comenta Ugarte.

el recorrido



los barcos


participantes




enlaces de interés