Portada

ENTREVISTAS Y REPORTAJES

Entrevista a Tiago Splitter
Maljkovic-Scariolo,
¿cita para una final?
Sobresaliente contra matrícula
(por Juanma Iturriaga)
Entrevista a Dejan Tomasevic
ala-pívot del Panathinaikos
Trayectorias cruzadas de cuatro grandes técnicos
 

OPINIÓN

El sueño número siete
Marina Maljkovic
Un Tau más experimentado
Kornel David
Jugadores determinantes
Dejan Bodiroga
Dos y dos
Juanma Iturriaga
Fortaleza mental
Ricardo Pittis
Un escaparate mundial
Gorka Arrinda
Dos ganadores natos
Pablo Laso
 

VÍDEOS

Presentación de la Final Four
Querejeta ilusionado
El TAU viaja a Atenas
Prigioni y Scola, en Atenas
Entrenamiento del TAU
Entrenamiento del Panathinaikos
Afición en Atenas (1) |(2)|(3)
 

FOTOS

El TAU viaja a Atenas
La marea azulgrana
Panathinaikos-TAU | Ambiente
CSKA-Unicaja
 

GRÁFICOS

Semifinal Panathinaikos-TAU
Semifinal CSKA-UNICAJA
El Palmarés
 

FORO

Deja tus mensajes de ánimo para el TAU
 
OPINIÓN / DEJAN BODIROGAN ALERO DEL VIRTUS ROMA
Jugadores determinantes
DEJAN BODIROGAN Ha ganado tres Euroligas, dos con el Panathinaikos (2000 y 2002) y una con el Barça (2003). /Archivo
La ‘Final Four’ es siempre la hora de los grandes jugadores. La planificación del entrenador es crucial, la concentración debe ser máxima y el objetivo ha de centrarse en cometer el menor número de errores posible. ¡Nada de regalos al rival! Pero cuando no funcionan los sistemas y se rompe el plan inicial, cada jugador debe ser capaz de dar algo que esté fuera del guión. Ese chispazo de calidad en un momento determinado puede hacer despegar a un equipo y ponerle a un paso de hacer historia. Personalmente, no me atrevo a formular un pronóstico ni siquiera respecto a las escuadras que jugarán la gran final. Y mucho menos me aventuro a pronunciar un posible ‘MVP’. Desde luego, aspirantes no van a faltar. La historia de la ‘Final Four’ está llena de sorpresas y de protagonistas no esperados.

Entre los cuatro equipos que compiten este año en Atenas veo un buen número de jugadores que pueden ser determinantes en un tipo de partido en el que siempre cuentan los pequeños detalles. Si tuviera que elegir a dos del TAU, me quedaría con Luis Scola e Igor Rakocevic. El primero porque es, simplemente, inmenso; el segundo porque está haciendo una temporada excepcional. Pero no se puede dejar de prestar atención a Erdogan, Prigioni, Splitter, Planinic… En el Panathinaikos quizás no hay una gran figura como Scola o ‘Rako’, pero dispone de un equipo completísimo, un mínimo de diez hombres de calidad indudable listos para jugar una partida de ajedrez en la que Zeljko Obradovic manda cada movimiento para castigar al rival donde más le duele.

El CSKA cosecha una buena cantidad de puntos con Holden y un Langdon inspiradísimo en los últimos meses, pero Papaloukas es la mente del equipo. Después, Matjaz Smodis es la clave para el juego interior, el hombre que defiende, rebotea, abre el campo y hace casi de todo. Parece que nunca le ves, pero siempre está ahí.

Para el Unicaja la baja de Daniel Santiago va a ser clave, el contratiempo que quizás le haga ir a la zaga del resto de los tres equipos a la hora de aspirar al título. Esperemos a ver cómo está Marcus Brown y seguro que Pepe Sánchez dará un paso al frente
.

© Copyright EL CORREO DIGITAL, S.L.