Portada


TAU CERÁMICA

Entrevista a Querejeta
Todo un clásico
(por Juanma Iturriaga)
La afición
Dos equipos españoles
en la fase final
 

OPINIÓN

A la tercera, la vencida
Mario Scola
Gershon, todo un carácter
David Blatt
Vivir el momento
Paco Torres
Llegar ya es un éxito
Jordi Villacampa
Con la piel de gallina
Roberto Gabini
 

FOTOS

El TAU calienta motores
 

GRÁFICOS

Las semifinales
El camino a la gran final
Palmarés de la Euroliga
 

FORO

Deja tus mensajes de ánimo para el TAU
 
OPINIÓN / ROBERTO GABINI, EX JUGADORDELTAU
Con la piel de gallina
El argentino ROBERTO GABINI, ahora en granada, participó con el Baskonia en la Final Four 2005. / Archivo
Me imagino cómo debe estar ahora el vestuario del TAU. Imagino que habrá una mezcla de tensión, alegría, esperanza, nervios... pero de lo que estoy seguro es que los jugadores se sentirán más unidos que nunca. Así pasó el año pasado. Me acuerdo que antes de jugar contra el CSKA, en una cancha auxiliar, estábamos haciendo el calentamiento y poco a poco nos fuimos animando. Empezamos a hacer 'volcadas', a gritar, a motivarnos; queríamos comernos el mundo. Fue increíble. Sólo de recordarlo se me pone la carne de gallina. Así de fuertes salimos luego y ganamos a los rusos. Lo recuerdo como el momento más importante de la carrera de muchos de nosotros. De esa 'Final Four' salimos mucho más unidos como equipo y como amigos.

Yo creo que este año el TAU tendrá una ventaja y es su experiencia. En Moscú en la final la poca veteranía nos jugó una mala pasada. Salimos un poco atenazados. El Maccabi empezó fuerte y nos venció. Pero este año será distinto. La plantilla estará más tranquila, confiada, con la experiencia necesaria para asimilar esa tensión. Y por ello le veo con más posibilidades de ganar; primero al Maccabi y después el título.

Después de lo anterior, puede parecer que será una cosa sencilla y no me gustaría dar esa impresión. La 'Final Four' es lo máximo. Es impresionante lo que mueve en aficionados, medios de comunicación, equipos y jugadores. Es un acontecimiento de una magnitud enorme y el título quiere ganarlo todo el mundo. Están los mejores. Por eso al Baskonia le costará muchísimo esfuerzo, pero está en condiciones de lograrlo y con más opciones que el año pasado.

Soy amigo de muchos de los jugadores del Baskonia y me siento muy unido a ellos. Les conozco bien. Estoy seguro de que en el equipo no va a faltar carácter; no va a faltar espíritu. Podrá ganar o perder, pero desde luego los adversarios lo pasarán muy mal con ellos.

La pena es que yo tendré que seguir los partidos por la televisión. Por supuesto, seré un hincha del TAU, un fan incondicional. Mi deseo es que gane, claro. Y no sólo por mis amigos, sino porque tengo un buen recuerdo del club y la ciudad de Vitoria. El Baskonia está haciendo un trabajo magnífico y si consigue el título será porque se lo merece. Será el premio a una trayectoria extraordinaria y a haber sabido juntar una plantilla de una calidad excelente y un corazón de campeones.

© Copyright EL CORREO DIGITAL, S.L.