Presidentes históricos

PORTADA
Noticias
CANDIDATURAS
Fernando Lamikiz
Javier Uria
ELECCIONES 2001
Entrevistas
Jornada electoral
La polémica
Choque de estilos
Athletic 2000-2001
Noticias
Javier Uria candidato a la Presidencia del Athletic

«EL ACTUAL MODELO DE LEZAMA NO NOS GARANTIZA QUE SUBAN JUGADORES»

«Estoy convencido de que nuestro proyecto de cantera nos va a permitir contar con cuatro jugadores nuevos por temporada»
«Hemos convencido a mucha gente de que somos una garantía para que el Athletic haga esa transformación radical que necesita»

IGNACIO MEDRANO/J.AGIRIANO

Desde hace más de un mes, Javier Uria no tiene un minuto que perder. Volcado en la campaña electoral, su agenda rebosa de compromisos, todos ineludibles. Al que tiene con El CORREO le seguirán otros dos con distintos medios de comunicación. Si no fuera porque quedaría muy mal en la moderna decoración minimalista de las oficinas del Grupo Urazca, alguien de su candidatura podría haber pensado en colocar uno de esos artilugios, en forma de secador de pelo, que sirven para coger la vez en las carnicerías. Al menos por unos días, hasta que acabe este trasiego que Uria lleva con buen humor, algo cansado, pero seguro de sí mismo y confiado en la victoria.

–¿Qué le está pareciendo la campaña?
–Sobre todo, larga.

–¿Teme que las elecciones puedan provocar una fractura en el club?
–Para evitar esas situaciones yo me propuse como una obligación en la campaña trabajar con escrupulosidad, sin entrar en descalificaciones y sin alimentar la crispación. Y creo que lo estoy consiguiendo.

–¿Teme que tras el día 1 quede una oposición estable?
–Espero que no, por el bien del Athletic, aunque reconozco que el tono de la campaña no ha sido el ideal para que no exista eso.

–¿Le parecía negativo que existiera una oposición?
–Sí. El Athletic requiere el esfuerzo de todos. Otra cosa es que el club deba estar más abierto al socio, que deba existir una mayor comunicación. Eso sí es positivo, porque lo que no podemos hacer es volcarnos en los socios durante un mes y luego olvidarnos de ellos cuatro años. Otra cosa distinta es que haya una oposición. Eso me parece negativo. Yo, desde luego, si pierdo felicitaré a mi adversario y le apoyaré en lo que me pida.

–Diga algo bueno de Lamikiz.
–Je, je. Hombre, el mero hecho de que sea socio y quiera tanto al Athletic ya es algo bueno. Por lo demás, qué te voy a decir. Es un buen profesional y mi experiencia con él fue satisfactoria.

–Diga ahora algo malo.
–No tengo nada malo que decir de él como persona.

–¿Y cómo candidato? El dice que usted no tiene programa.
–¿Eso dice? je, je. Yo creo que es al revés. Como candidato es bastante flojo.

–También dice Lamikiz que usted representa el continuismo puro y duro.
–No voy a entrar a responder a ese tipo de cosas. De todas formas, me hace gracia. A veces hay que recordar que yo me marché del Athletic hace tres años y él se marchó hace un mes.

Notable raspado
–¿Cómo valora la gestión de Arrate?
–Yo diría que es una gestión de notable. Un 6,8.

–¿Ya llega eso a notable?
–Raspadito. Bueno, a nivel deportivo ha habido de todo y luego en el tema económico, aunque hay aspectos que mejorar, se han hecho las cosas bien. En general, el balance me parece positivo.

–Tiene usted el apoyo de José Julián Lertxundi, dicen que también el de Arrate... ¿Cómo valora esos y otros apoyos?
–La lectura que hago es que hemos presentado un proyecto de cambio ambicioso y liderado por personas con una contrastada capacidad de gestión. Hemos convencido a mucha gente de que somos una garantía para que el Athletic haga esa transformación radical que necesita, pero sin convulsiones, ni traumatismos. Ese es el motivo por el cual las adhesiones están siendo múltiples y todas ellas, por supuesto, de agradecer.

–¿No participar en debates con el otro candidato no es un síntoma de debilidad por su parte?
–No, en absoluto. La masa social no quiere que haya crispación y entendemos que ese tipo de debates la fomentan.

–Pero algunos de los miembros de su plancha sí que han debatido.
–No. Lo que hemos hecho ha sido transmitir nuestro programa a la vez que los miembros de la otra candidatura, pero eso no han sido debates.

–Cambiando de tema, ¿cómo está el fichaje de Andoni Zubizarreta?
–Está como estaba.

–¿Ya le ha dado el sí?
–Todavía no.

–Usted siempre ha sido un valedor de Lezama. ¿Lo sigue siendo?
–Yo defiendo Lezama, pero no comparto el modelo actual. Tengo muy claro que el modelo actual no nos garantiza que suban jugadores al primer equipo. Lezama hay que cambiarlo radicalmente. Hay que transformarlo de arriba a abajo. No debe ser conceptualizado por el socio como un lugar elitista. De ser Lezama elitista, todo Vizcaya debería ser elitista. Sólo con un nuevo modelo de apertura total garantizaremos que haya un tráfico fluido de jugadores hacia el primer equipo.

–Pero usted defendió en su día el actual modelo.
–Lo he defendido en una primera fase y lo sigo defendiendo en algunas cosas. Desde luego, no creo que partamos de cero. Pero Lezama se tenía que haber expandido mucho antes a Vizcaya. De hecho, yo ya planteé esa apertura integral y es lo que no se ha hecho.

Dos mundos distintos
–Habla de un trasvase fluido de jugadores hacia el primer equipo. ¿Lo cree posible?
–Estoy convencido de que sí.

–Dice Lamikiz que usted no se cree lo que dice respecto a Lezama, que defiende otras cosas.
–Prefiero no contestar a ese tipo de insinuaciones, entre otras cosas porque él sabe que son falsas.

–¿Y por qué cree que Lezama se ha encerrado tanto en sí misma como usted dice?
–Igual se enfada José Mari (Arrate), pero yo creo que el problema que ha existido es que no ha habido un nexo de unión entre Ibaigane, el primer equipo y Lezama. Han sido mundos distintos y hay que acabar con eso. Y nosotros lo vamos a hacer poniendo los medios económicos y humanos que sean necesarios para garantizar la producción de jugadores para el primer equipo.

–Habla usted de garantizar. Suena muy voluntarista. Una cosa es que se pueda intentar, pero garantizar...
–Hombre, en esta vida no se puede garantizar nada, pero estoy convencido de que nuestro proyecto de cantera nos va a permitir contar cada año con cuatro jugadores con garantías de subir al primer equipo.
Seguro.

–¿Y para cuando eso de los cuatro canteranos por temporada?
–La nueva estructura la podemos poner en marcha en tres meses y en un año estaremos en disposición de tener chavales para el primer equipo. Entre otras cosas porque, como decía antes, no empezamos de cero. También se han hecho cosas positivas.

–Las encuestas dicen que la gran mayoría de los socios prefiere bajar a Segunda antes que cambiar la filosofía. ¿Qué le dice eso?
–Me dice que en el Athletic hay un respeto y un arraigo a la filosofía que nos debe obligar a mantenerla por encima de todo.

–¿Y qué le dice el dato de que más 60% de los socios no crea que el Athletic pueda bajar a Segunda?
–Me parece bien. Yo tampoco lo creo.

–En las dos últimas temporadas, sin embargo, se han vivido situaciones bastante peligrosas.
–Es cierto. No estamos en los mejores momentos.

El código ético
–¿Se podría hablar de una situación crítica, de que, en el caso de ser elegido presidente, le caerá a usted una patata muy caliente?
–No pienso que la situación sea crítica. El equipo está roto, pero eso se puede y se va a recuperar. No, no considero que la presidencia del Athletic sea una patata caliente, sino un compromiso muy ilusionante.

–Lleva en su programa un código ético. ¿Fue su paso por el club lo que le indujo a pensar que ese código es necesario?
–No. Para nada. Es algo necesario cuando estás gestionando economías que no son tuyas. Es un instrumento que garantiza la transparencia en la gestión. Por otra parte, hay que tener en cuenta que el Athletic puede entrar en una fase de obras muy importantes y que nosotros tenemos una vinculación profesional muy clara en esos ámbitos. Es por ello por lo que hemos querido dejarlo muy claro.

–¿Cree que José María Arrate ha intervenido demasiado en las elecciones?
–No me da la sensación de que haya intervenido o haya dejado de intervenir.

–Dicen que es usted su candidato.
–¿Su candidato? No lo sé. Hombre, lo que no sería normal es que fuese el otro, que le lleva dando leña desde hace un año.

–¿Va a ganar el viernes?
–Sí. Creo que voy a ganar.


Entrevistas anteriores

JAVIER CLEMENTE / ENTRENADOR
«Recomendaré a Lamikiz que mantenga a Rojo como entrenador»
JOSÉ MARÍA ARRATE / PRESIDENTE DEL ATHLETIC
«Me hace mucha gracia que se hable tanto del cambio»
JOSÉ JULIÁN LERTXUNDI / EX PRESIDENTE DEL ATHLETIC
«Laredo, Medina o Haro son espacios naturales del Athletic»
FERNANDO LAMIKIZ / CANDIDATO A LA PRESIDENCIA
«Lo de Javier Uria es continuismo puro y duro. Nosotros, en cambio, propugnamos un cambio ordenado, muy ordenado»