Presidentes históricos

PORTADA
Noticias
CANDIDATURAS
Fernando Lamikiz
Javier Uria
ELECCIONES 2001
Jornada electoral
La polémica
Choque de estilos
Athletic 2000-2001

Noticias
Los candidatos admiten que la elección del manager y del técnico decantará el voto

Fernando Lamikiz asegura que él «no tiene nada firmado» con Javier Clemente. Uria se compromete a no fichar al de Barakaldo en todo su mandato. Ambos guardan los golpes de efecto para el último tramo de la campaña

J. Agiriano

En todos sus movimientos de campaña, ya sea en la recogida de firmas, en la inauguración de cada una de sus oficinas electorales o en sus intervenciones en los medios de comunicación, los dos candidatos a la presidencia del Athletic se están acostumbrando a escuchar una misma cantinela. Esta se podría resumir así: «Todo lo que dice está muy bien, pero ¿a quién lleva de entrenador? ¿A quién va a poner de manager general?» La gente, está claro, quiere nombres.

Es seguro que ni a Javier Uria ni a Fernando Lamikiz ha sorprendido el afán de los socios por conocer la identidad de las personas a las que confiarán el destino deportivo del equipo. De hecho, ambos reconocieron ayer que, de la elección que realicen, puede depender el resultado de las elecciones. «Está claro que los nombres van a ser importantes. Hay personas que van a defender un programa y otras que lo van a ejecutar en el día a día y conocerlas siempre es una garantía para el socio. Puede ser muy importante para inclinar el voto», reconoció Uria.

Lamikiz es de la misma opinión. «Si los nombres interesan tanto a la gente es por algo. No hay duda de que suponen un factor importante para decantar las elecciones en un sentido o en otro. En este sentido, se puede decir que es un mal menor que hay que asumir en todas las elecciones, porque está claro que uno negocia mucho mejor como presidente que como candidato», explicó.

Táctica meditada

Pese a todo, los dos aspirantes al sillón de Ibaigane guardan, por el momento, un silencio total a este respecto. Se trata, sin duda, de una táctica muy meditada. Por decirlo llanamente: ninguno de ellos quiere mostrar sus cartas. Los golpes de efecto, para el final. Tiempo al tiempo, vienen a decir, mientras defienden su mutismo aludiendo al respeto que les merece a ambos Txetxu Rojo y a la necesidad de no interferir en el discurrir del equipo hasta que sea estrictamente necesario, inevitable o conveniente para sus intereses electorales.

El caso es que, hasta la fecha, el único nombre que ha trascendido ha sido el de Javier Clemente. El técnico de Barakaldo confirmó hace una semana en Bilbovisión que Lamikiz era su candidato, entre otras cosas porque le había ofrecido el puesto de manager general, en el que, según dijo, «ya llevaba días trabajando». El abogado de Busturia, pese a todo, sigue sin querer confirmar nada a este respecto. Ayer mismo, a preguntas de este periódico, se limitó a asegurar que no tiene «nada firmado con Clemente» y que su contratación, en el caso de resultar elegido presidente, «puede ser factible o no factible». Javier Uria, al contrario de su oponente, no pudo ser más claro en relación al ex-entrenador del Olympique de Marsella. «Clemente ya ha apostado por un candidato. En mi mandato, no tiene espacio en el Athletic», enfatizó, en la tertulia de la Cadena Cope.

El resto de los nombres entran ya en el terreno de los interrogantes. Todavía está por conocer –él no suelta prenda, decidido a no entrar en el fuego cruzado de la campaña– la decisión que va a adoptar Andoni Zubizarreta, a quien Javier Uria le hizo una oferta para convertirse en su director deportivo y en quien Lamikiz piensa más como un futuro responsable de relaciones externas. Respecto a los entrenadores, nada se sabe de la apuesta del empresario de Zeberio. En cuando a la de su rival, suena desde hace tiempo Víctor Fernández.  


Más noticias