Presidentes históricos

PORTADA
Noticias
CANDIDATURAS
Fernando Lamikiz
Javier Uria
ELECCIONES 2001
Jornada electoral
La polémica
Choque de estilos
Athletic 2000-2001

Noticias

Arrate y los candidatos tachan el partido de Oviedo de «horroroso» y «lamentable»

«Fue un verdadero desastre y ni el entrenador ni yo encontramos una explicación», asegura el presidente del Athletic. Lamikiz y Uria subrayan que el club no puede dar esa imagen


I. M. / J. M. V. BILBAO


«Absolutamente horroroso», «lamentable» o «cúmulo de despropósitos» son algunos de los adjetivos que han utilizado el presidente del Athletic, José María Arrate, y los dos candidatos a sucederle, Fernando Lamikiz y Javier Uria, para valorar la impresentable comparecencia de los jugadores de Txetxu Rojo en el nuevo Carlos Tartiere de Oviedo.

«Fue un partido espantoso», admitió ayer el presidente del Athletic. El 5-0 encajado por los rojiblancos no merecía mejor lectura para Lamikiz o Uria. Este último, no obstante, no quiso entrar ayer a abordar este tema, tras haber decidido suspender por un día su campaña electoral en señal de repulsa y duelo por el atentado mortal perpetrado por ETA en Zaragoza.

El empresario de Zeberio quiso llevar su gesto hasta las últimas consecuencias y optó por no realizar ningún tipo de declaración a lo largo de toda la jornada. No obstante, tanto el antiguo adjunto a la presidencia como su rival electoral ya habían expresado el domingo su disgusto con la actuación de los rojiblancos en la capital asturiana.

José María Arrate, que fue testigo directo del descalabro desde el palco del estadio ovetense, no ahorró ayer adverbios ni adjetivos. «Absolutamente horroroso», enfatizó cuando este periódico le requirió su opinión. El presidente del Athletic no dudó en catalogar lo ocurrido en el nuevo Carlos Tartiere como «el peor domingo de la temporada», a pesar de que los jugadores del Athletic aún encajaron una goleada más aplastante hace tres meses, cuando perdieron por 7-0 en el Camp Nou.

El mandatario rojiblanco no acertó a dar con las causas de lo ocurrido. Y no es el único: «Ni el técnico ni yo encontramos una explicación a lo sucedido», reconoció. A su juicio, no fue un problema de exceso de relajación, porque «teníamos un interés expreso en hacer un buen partido. Por eso viajamos un día antes», argumentó, en referencia a la decisión del técnico de concentrar a los convocados desde el viernes en Oviedo. «Fue un verdadero desastre y cada uno debe asumir su mala actuación», sentenció el presidente del Athletic.

No obstante, los dos precandidatos a suceder a Arrate entienden que la imagen que dio el equipo en Oviedo «no se ajusta a lo que es ni a lo que debe ser el Athletic», en palabras pronunciadas el pasado domingo por Javier Uria. Para Fernando Lamikiz, este «lamentable» encuentro ejerce un triple efecto negativo, tanto sobre la «autoestima» de los jugadores como sobre «la ilusión de los aficionados» y sobre el «prestigio del club».

«Tensionar el club»

Para el abogado de Busturia, partidos tan decepcionantes como el de Oviedo «no deben darse nunca o, en todo caso, cada muchas temporadas, y este año se ha repetido demasiadas veces». Por ello, considera imprescindible «tensionar» el club, fijar «objetivos muy claros» y «no caer en la cantinela de ir partido a partido», según explicó ayer en la tertulia de Cope Bilbao. Lamikiz insistió en la necesidad de gestionar el Athletic «desde la exigencia máxima a todos los estamentos del club». En su opinión, si «los jugadores tienen autoestima y un objetivo grabado a fuego, estas cosas no van a pasar».

También Javier Clemente se refirió a lo ocurrido en Oviedo, con una frase en la que combinó la rotundidad que suele imprimir a cada una de sus declaraciones con un talante más contemporizador. «Que el Oviedo nos meta 5-0 es un insulto para nosotros, pero tampoco hay que rasgarse las vestiduras», proclamó.

El técnico de Barakaldo, por otra parte, volvió a negar que haya alcanzado acuerdo alguno con la candidatura de Fernando Lamikiz, aunque reiteró que colabora con el abogado. «Estoy intentando hacer un trabajo para Lamikiz, que luego ya decidirá él si lo usa o no», dijo.


Más noticias