Presidentes históricos

PORTADA
Noticias
CANDIDATURAS
Fernando Lamikiz
Javier Uria
ELECCIONES 2001
Jornada electoral
La polémica
Choque de estilos
Athletic 2000-2001

Noticias
Las razones de Uria

El empresario de Zeberio promete «un cambio realizable» apoyado en las figuras de Jupp Heynckes y Andoni Zubizarreta

J. AGIRIANO. BILBAO


Programa electoral

Javier Uria llega satisfecho al día de las elecciones. Las encuestas, que en una primera oleada resultaron muy equilibradas y con un amplio margen de indecisos o indiferentes, le presentan ahora como favorito. El efecto Heynckes, sin duda, ha favorecido al empresario de Zeberio, que ha pasado por la campaña sin hacer demasiado ruido -«programa y programa», ha sido su lema-, pero sabiendo dar los golpes de efecto -Heynckes de entrenador y Zubizarreta como director deportivo, por ejemplo- en el momento oportuno.

Uria ha acabado vendiendo un cambio más radical de lo que, en principio, se presuponía, tanto en lo que se refiere al primer equipo como en lo que respecta a Lezama, a la que acusa de vivir «demasiado encerrada en sí misma». El ex-adjunto a la presidencia entre 1994 y 1998, cuyo núcleo de poder en la directiva será una comisión permanente de 7 miembros, ha marcado distancias con el proyecto actual de cantera y ha prometido la implantación de un nuevo modelo que, según sus cálculos, permitirá al club contar, cada temporada, con cuatro jugadores de cantera en disposición de dar el salto al primer equipo.

Sus promesas a este respecto han sido las siguientes: 1) Realizar un desembolso anual de 1.000 millones en la cantera, una cantidad que duplicaría a la actual y que sería sufragada casi al 50% por el club y por la futura Fundación que pretende crear. 2) Promover varios centros de zona repartidos por toda Vizcaya, cada uno de ellos dotado de tres terrenos de juego. Según sus cálculos, ello le permitiría controlar, en el plazo de seis años, a más de 1.000 jóvenes entre 10 y 17 años. 3) Invertir 1.400 millones en infraestructuras y equipamientos para el fútbol-base durante su período de mandato. 4) Crear en Lezama un Centro de Alto Rendimiento tanto para el primer equipo como para el resto de las plantillas de las categorías inferiores.

Cambios de nombres

Los cambios propuestos por el candidato afectan también a las personas. José María Amorrortu será sustituido por Carlos Terrazas como máximo responsable de Lezama, aunque seguirá teniendo un puesto en el organigrama. José Angel Iribar, por su parte, dejará de ser entrenador de porteros y tendrá un puesto de adjunto a la presidencia. Y también Manolo delgado cambiará de responsabilidad. Nombres aparte, el programa del empresario hace hincapié en potenciar la economía del club mejorando la gestión e impulsando la generación de ingresos atípicos. Otros proyectos en cartera son el museo, para el que no ha propuesto una ubicación, el canal Athletic y el nuevo campo, aunque no lo considera prioritario.


Más noticias