Presidentes históricos

PORTADA
Noticias
CANDIDATURAS
Fernando Lamikiz
Javier Uria
ELECCIONES 2001
Jornada electoral
La polémica
Choque de estilos
Athletic 2000-2001

LA CANTERA
LAMIKIZ

Lamikiz cree que la apuesta de su rival implica cambiar la tradición del club

«No estoy de acuerdo con el fichaje de dos jugadores riojanos en febrero»

«Alterar la filosofía exige un debate profundo y convocar un referéndum»

I. Medrano

Fernando Lamikiz entiende que potenciar una red de ojeadores en el resto de España con vistas a la eventual contratación de jóvenes promesas que sean formados posteriormente en la cantera de Lezama entra en colisión con la filosofía del Athletic.

«Las medias tintas no son buenas», comentó ayer el abogado de Busturia al ser preguntado por este periódico por la idea que sostiene a este respecto su antiguo compañero de junta directiva y adversario en la carrera electoral, Javier Uria. Para Lamikiz, «o se abre la filosofía del Athletic para todo el mundo o se deja como está, pero sería malo que empezáramos a hacernos trampas a nosotros mismos. Si fichamos promesas en Málaga, ¡por qué no lo hacemos en Francia?», se preguntó».

El letrado vizcaíno, que formó parte de la junta directiva de José María Arrate hasta el pasado viernes, mostró su desacuerdo con algunos de los fichajes de jugadores no vascos realizados por el club durante los últimos años, entre ellos los de dos juveniles riojanos del Pradejón, contrataciones que fueron cerradas hace dos meses.

Debate y votación

Fernando Lamikiz rechazó «violar una norma no escrita» como la filosofía del Athletic. En su opinión, ésta sólo admite que en el equipo rojiblanco jueguen «futbolistas que han nacido en Euskadi o se han formado deportivamente en Euskadi, pero no trayéndole para que se forme aquí, sino fichándole porque él ha venido antes a vivir».

Para el abogado vizcaíno «si algún presidente quiere cambiar esta filosofía tendrá que proponer un debate muy profundo y convocar un referéndum de toda la masa social, en el que él mismo se mantenga al margen».

En este sentido, no obstante, apunta que «ahora no es el momento. Lo primero, hay que estructurar el club para que su fútbol base funcione mucho mejor, comprobar los resultados de estas reformas y sólo pensar en otras cosas si se llega al convencimiento de que no queda más remedio. Pero entiendo que todavía hay muchos medios que poner», afirma.

URIA

«Uno de mis grandes objetivos es impulsar la cantera vasca», dice Uria

Recuerda que el club ya ficha jóvenes fuera del País Vasco y que eso no rompe su filosofía

«Mi proyecto está dirigido a Lezama, Vizcaya y Euskadi, fundamentalmente»

I. Medrano

«Mi proyecto deportivo va dirigido fundamentalmente a Lezama, Vizcaya y Euskadi», aseguró ayer Javier Uria. El candidato a la presidencia rojiblanca reiteró, no obstante, que está dispuesto a extender la red de ojeadores del Athletic por el resto de España para controlar a los jóvenes valores y, en su caso, ficharlos y formarlos en la escuela de Lezama, una apuesta que, en su opinión, no contradice en modo alguno la filosofía del club.

Tras constatar que una parte de su proyecto de cantera no ha sido bien recibida por un sector de la afición, el empresario de Zeberio insistió en que, pese a la expectación que ha despertado esta idea, su programa incluye «referencias muy importantes» a su apuesta por la filosofía rojiblanca. Así, citó que entre los once puntos que establece como «compromisos con el Athletic» figura el de «reorientar e impulsar Lezama y la cantera del fútbol vizcaíno y vasco como razón de ser de nuestro futuro».

Otro de los apartados del proyecto, recordó, alude al propósito de esta candidatura de «profundizar en la filosofía del Athletic y en su modelo deportivo único como la ventaja competitiva para hacer un equipo campeón».

Apuntalar la tradición

Javier Uria recalcó que él no sólo no reniega de la tradición del Athletic, sino que pretende poner «todos los medios» a su alcance «para apuntalarla» y asegurar su permanencia en el tiempo con las máximas garantías de éxito. «Creo firmemente en esta política deportiva y en sus potencialidades, y estoy dispuesto a preservarla hasta el final», enfatizó Javier Uria a preguntas de este periódico.

El candidato a suceder a José María Arrate aseguró que la alternativa de fichar jóvenes promesas fuera del tradicional ámbito geográfico del Athletic no contradice bajo ningún concepto la filosofía rojiblanca y constituye una práctica «que ya se hace ahora».

Como ejemplo más reciente, citó la contratación de dos juveniles de un equipo riojano, de 17 y 15 años, que el Athletic fichó hace dos meses. «Yo no estaba en la junta directiva», recordó. Los dos jugadores son Félix del Puente e Israel Losa, del Pradejón de la División Nacional Juvenil.

En los últimos años, el Athletic ha fichado a otros futbolistas nacidos y residentes fuera de Euskadi, como Mario Bermejo, operación que justificó por el hecho de que el padre del jugador es de Bilbao. El segundo portero del primer equipo, Daniel Aranzubia, es originario de La Rioja.

«Lo que pretendo es tener un sistema de ojeadores bien planteado. En el Athletic siempre han podido jugar los jugadores formados en el fútbol vasco, aunque no hubieran nacido en Euskadi», sentenció el que fue adjunto a la presidencia de Arrate hasta hace tres años.

El empresario de Zeberio también se mostró dispuesto a contratar jóvenes descendientes de familia vasca que haya nacido en otros puntos del mundo, como Centroamérica y Sudamérica.

Por otra parte, el Athletic dio a conocer ayer la dimisión del directivo Juan Elejalde, que colabora con la candidatura de Uria. Según el club, presentó su renuncia el miércoles.

 


Más polémicas

La cantera
El nuevo campo
Mercadotecnia
Suplemento