Presidentes históricos

PORTADA
Noticias
CANDIDATURAS
Fernando Lamikiz
Javier Uria
ELECCIONES 2001
Entrevistas
Jornada electoral
La polémica
Choque de estilos
Athletic 2000-2001
Entrevista

JOSÉ MARÍA ARRATE / PRESIDENTE DEL ATHLETIC


«Me hace mucha gracia que se hable tanto del cambio»

«En las campañas, las buenas intenciones y el voluntarismo son patentes» «Tengo datos y sé que si llego a presentarme gano las elecciones de calle»

Jon Agiriano

José María Arrate en actitud distendida.
EL CORREO
Es el día del trabajo y José María Arrate descansa en su bello caserón de Orozko. La mañana es un lujo de la primavera. Luce el sol en el jardín, entre las docenas de árboles (olivos, robles, cerezos, alcornoques, abetos, plátanos) que el presidente ha ido sembrando en los últimos años y cuyo crecimiento le provoca esa sensación de gratitud de quien, íntimamente, se siente ya un cómplice de la naturaleza. -Mira, las golondrinas ya han hecho el nido-, dice, señalando la viga del portal.

El día y el escenario invitan a diletar, pero el presidente del Athletic tiene ganas de hablar. Lleva días escuchando muchas cosas a cuenta de la campaña electoral y, con algunos juicios y propuestas de los candidatos, sobre todo de Lamikiz, se ha sentido aludido y quiere responder. Sin entrar en polémicas, eso sí, pero aclarando algunos aspectos, defendiendo su gestión y dejando patente la ironía que le produce que estas sean las elecciones del cambio.

-Le quedan dos meses como presidente. ¿Ya se ha hecho a la idea?
-Sí, desde el primer día. Me ratifico plenamente en mi decisión. La única pena que tengo es que hayamos tenido tan mala suerte en esta Liga con las lesiones. Lo siento por la afición y por el grupo de profesionales.

-¿Cómo está siendo su trabajo en estas últimas semanas?
-Igual que antes. Seguimos haciendo cosas.

-¿Cuáles?
-Pues por seguir al hilo de las nuevas ideas que se están oyendo, el Centro de Alto Rendimiento. En la última junta hemos firmado el convenio con el Gobierno vasco para compatibilizar el bachiller con los entrenamientos a la carta en las instalaciones del antiguo seminario de Derio. Nos van a dotar de profesorado para que, entre 60 u 80 chavales de Lezama, los que consideremos más cualificados, estudien y entrenen. Es algo único en Europa y se pondrá en marcha la próxima temporada, si al próximo presidente le parece bien, por supuesto.
El futuro de Rojo

-Hablemos de Txetxu Rojo ¿Cree que va a ser de nuevo una víctima del proceso electoral?
-No lo sé. Lo que sí tengo clarísimo es que, si yo fuera presidente, seguiría. Este año le han perjudicado las lesiones, pero Txetxu es un profesional como la copa de un pino y prescindir de él me parece un lujo asiático.

-Sin embargo, los candidatos parecen necesitar golpes de efecto...
-Pues sí, pero yo, por ganar unas elecciones, nunca haría algo que no fuese positivo para el Athletic.

-¿Y teme que Uria y Lamikiz vayan a hacerlo?
-¿Qui lo sa?

-¿Qué le está pareciendo la campaña?
-Como todas. Aquí estamos acostumbrados a tener elecciones de todo tipo. Las buenas intenciones y el voluntarismo son patentes. Pero lo importante no es lo que se dice, sino quien lo dice.

-¿Ha analizado los programas de los dos candidatos?
-Poco tengo que analizar.

-Hombre, hay bastantes cosas, bastantes novedades.
-¿Novedades? Cuéntame.

-Por orden. El tema del horario laboral que propone Lamikiz.
-Sólo te voy a decir una cosa. En todos los grandes clubes de Europa, los horarios los fijan los profesionales, el técnico, el médico...

-Vamos, que le parece una propuesta demagógica.
-No voy a decir eso. Diría que es una propuesta que no está al día. A ver, más novedades. Y no me digas lo de la Fundación, porque ese proyecto lo tiene nuestra junta estudiado desde hace meses.

-La política salarial, el que los jugadores cobren por objetivos, por tramos; una propuesta que, con matices, comparten los dos candidatos.
-En este tema sí que me he sentido aludido, porque en el Athletic claro que se cobra por objetivos. Somos uno de los clubes que más paga los objetivos: el título, la Champions, la UEFA... Ahora bien, luego está el valor del mercado, que uno no puede controlar. No me digas por qué vale más un Picasso que un Sorolla. Lo dicta el mercado. Y en el Athletic, claro está, no cobra lo mismo Aranzubia que Joseba Etxeberria. Y si uno quiere cobrar más de lo que consideramos adecuado, acaba en el Numancia o en el Las Palmas.

El suplemento

-Lamikiz ha prometido quitar el suplemento y Uria, que va a estudiarlo. ¿Qué opina?
-Vamos a ver. Son los propios estatutos del club los que dicen que el carnet es personal e intransferible. O sea, que para quitarlo hay que cambiar los estatutos.

-Otro cambio es el del estilo de directiva, más empresarial, con un Consejo de Administración, un director general... Todo más profesionalizado.
-Vamos por partes. ¿Profesionalización? Perfecto. A mi me parecería bien hasta que cobre el presidente. Luego habrá que ver qué presupuesto generamos. ¿10.000 millones? En cuanto a lo del manager general, del que se está hablando, pues, sinceramente, es una figura que a mí no me encaja. Para mí el entrenador debe ser el máximo responsable de la plantilla. En cuanto a lo otro, te puedo decir que, en este momento, el Athletic ya tiene un Consejo de Administración, que es su directiva, y un director general, que es Fernando Ochoa. Por cierto, el mejor de España en su cargo.

-El caso es que los dos candidatos se presentan como abanderados del cambio. ¿Qué le dice esto?
-Me hace mucha gracia. Confío en que el cambio no sea a peor.

-Representar la continuidad parece que supone un lastre electoral. Supongo que le dolerá.
-Eso son modas. No me duele. Mira, yo lo único que sé es que, si me presento, gano las elecciones de calle. Y lo digo con conocimiento de causa. Tengo datos.

-¿Encuestas?
-Sí. Tres. Y hechas en momentos difíciles, una después del 7-0.

-Y le dan que barre.
-Pues sí. Y me dan otras cosas, como que el apoyo al nuevo campo es aplastante, que el 87% de los socios no está a favor de los extranjeros...

-Y teniendo esto en cuenta, ¿no ha llegado a arrepentirse de no haberse presentado?
-No, de verdad. Creo que es bueno que se refresquen las ideas y las personas. Más de dos mandatos no son buenos para nadie.

-Se podría poner ese límite, como sucede a algunos países.
-Creo que sí, que sería buena esa limitación del mandato.

El caso Chus Pereda

-Cambiando de tema, ¿no cree que ha llegado el momento de aclarar definitivamente quién puede jugar en el Athletic y quién no?
-Te doy mi opinión, que es la de la inmensa mayoría. Yo considero que en el Athletic pueden jugar los que hayan nacido aquí, los que hayan nacido fuera y hayan venido aquí, y los que se han hecho futbolistas en equipos vascos. Por citarte un caso. Fue una barbaridad que Chus Pereda, siendo de Medina de Pomar y jugando aquí, no fichara por el Athletic.

-¿Cree que las elecciones se decidirán por la figura del manager o del entrenador?
-Decidir no, pero van a influir mucho.

-¿Teme que los comicios generen una fractura en la masa social?
-No sería bueno, pero es posible. Ojalá el cambio no sea traumático. Nos ha costado mucho tener unida a la masa social.

-¿Cuál va a ser su actitud en la campaña?
-Contemporizadora. Otra cosa es que se me pida mi opinión. Y más en temas en los que me siento aludido o no me gustan, como eso de presentar como novedades cosas que no lo son.

-¿Va a votar?
-Sí.

-¿A quién?
-No puedo decirlo.