Página oficial: http://www.durangokoazoka.org
PORTADA
HASIERA
PROGRAMA
EGITARAUA
STANDS
PARTAIDEAK
NOTICIAS
ALBISTEAK
MAPA de a FERIA
AZOKAKO MAPA
NOVEDADES
NOBEDADEAK
FOTOGRAFÍAS
ARGAZKIAK
HISTORIA
PROGRAMA
Jueves
Viernes
Sábado
Domingo
Lunes
EGITARAUA Osteguna Ostirala Larunbata Igandea Astelehena
 
CRISIS EN EL SECTOR

Capear el temporal

JOSU OLARTE
Desde hace 38 años el puente festivo de diciembre convierte a Durango en epicentro de la cultura vasca. Entre el centenar de estrenos y referencias recientes que estarán disponibles en Durango figuran un año más los nuevos trabajos de algunos de los pesos pesados de la música vasca. El sello guipuzcoano Metak avala ‘Kantuak jartzen ditut’, nuevo álbum de veterano cantautor oñatiarra Ruper Ordorika, que podría escenificar en Durango un proyecto compartido con el escritor Bernardo Atxaga.

La discográfica de Soraluze Gaztelupeko Hotzak presenta el nuevo trabajo que Mikel Urdangarin –el mayor fenómeno reciente de la euskal musika– ha grabado con la ayuda de Kirmen Uribe, Bingen Mendizabal y Rafa Rueda. Mientras, la ya clásica editora Elkarlanean comercializa ‘Desertore’, nueva entrega de los veteranos Oskorri, y ‘60ak + 2’, retrospectiva con la que el admirable y siempre moderno Mikel Laboa prepara el terreno para un nuevo disco con material nuevo.

Entre las novedades discográficas hay muestras de folk, rock y pop alternativo, jazz, clásica, canción popular y música infantil. Entre los discos más destacados que se han editado recientemente figuran las nuevas referencias en el sello Metak de la agresiva superbanda guipuzcoana Kuraia (‘Iluntasunari barre’), el ex PILT Rafa Rueda (‘Kea’) y los encuentros creativos propiciados por Petti y Anari y por el grupo Sen y el líder de los Del Tonos Hendrik Roever. La discográfica navarra Gor presenta una decena de novedades con tirón entre las que figuran los últimos cedés de Ken Zazpi (‘Bidean’), los heavies Su Ta Gar (‘Itsasoz beteriko mugetan’), Leihotikan (‘Munduaren Leihoa’), Berri Txarrak (libre), Lau Itzal (Sartu) y la joven banda vizcaína Lor.

Además de lo nuevo de Urdangarin, Gaztelupeko Hotsak, quizá la editora más activa de música vasca actual, expondrá los nuevos discos de la bandas Audience (‘Noizpop’), Four Brothers (‘Bilbop’) y Mal de Ojo (‘Mestijaia’), el segundo álbum del ex Sasoi Ilunak Txuma Murugarren y sendas selecciones de jazz y rock alternativos. Por su parte Elkar, editora superviviente de los días heróicos de la música vasca, expondrá junto a lo nuevo de Oskorri y Laboa, Euskarians, una muestra triple de algunos de los artistas más influyentes de la música popular vasca y los nuevos álbumes de Belardi y del guitarrista, productor y compositor Angel Unzu (Ganbara, Kepa Junkera, Alaitz eta Maider, Benito Lertxundi...).

En la cada vez más habitual categoría de antologías, retrospectivas y lanzamientos en DVD hay que situar las colecciones de pioneros como Zarama, Errobi (Elkar) y Etsaiak (Oihuka) y los DVD de Skalariak (su historia al completo, Gor), Bap (vídeos y concierto póstumo de los pioneros de hardcore euskaldun, en Metak) y el directo de despedida de los disparatados Tijuana in Blue (‘Antes de perder el riego’, editado por Gor).

Pese a la amplia oferta, la crisis que sufre el sector discográfico también lastra a la industria musical vasca. Los responsables del sello navarro Gor llegan a cifrar la reducción de las ventas en torno a un 50% «La situación es crítica, hace falta que la gente se conciencie de que copiar música es cepillarse la industria local. Este año nos ha ido más o menos bien porque hemos tenido discos atractivos, pero no siempre va a ser así». En Metak comparten el diagnóstico y en un tono menos dramático apuestan por la imaginación para encarar en futuro.

«Hay artistas que siguen funcionando bien, pero el negocio está cambiando y hay que echarle imaginación para adaptarse a esos cambios. Si las ventas de discos bajan por la crisis quizás tendremos que centrarnos más en el concepto de canción y volcarnos en Internet. Las discográficas se tienen que transformar en empresas de servicios. De hecho, nosotros ya llevamos directamente la representación de nueve de nuestros grupos».

Desde Gaztelupeko Hotsak, una de las discográficas vascas que más ha crecido y diversificado su oferta, su director Xarra Azkarate coincide en que la música vasca «no está en su mejor momento. Pero no sólo por la piratería, sino porque los modelos de ocio han cambiado y la oferta es cada vez más amplia. Frente a la crisis nosotros hemos apostado por la diversificación, por proyectos distintos y más experimentales y por la vuelta al disco-objeto como en los tiempos de vinilo».

En este apartado de álbum-fetiche habría que situar interesantes proyectos interdisciplinares como ‘Madarin Dotore’, proyecto compartido por Rafa Egiguren, Joserra Senperena y el pintor Jose Luis Zumeta basado en la era dorada de la poesía china (la era de los Tang). Egiguren ha hecho la primera traducción al euskara de estos versos chinos. Senperena ha compuesto treinta pequeñas piezas inspiradas en estas poesías de la era Tang y Zumeta ha realizado ilustraciones de corte simbólico que hacen de esta obra, estrenada en la pasada Semana de la Poesía de Bilbao, un objeto de deseo para estos tiempos piratas.