-PORTADA
-PROGRAMA
-HISTORIA
-
DATOS
-PLANO

-NOVEDADES
-LIBROS
-POESÍA
-MÚSICA
-Entrevista a Jon Irazabal


Enlaces de interés:
-Página oficial de la Feria del Libro y Disco Vasco

-Ayuntamiento de Durango

Práctico:
-Bilbao.Viapolis.com

-Ocio
-Restaurantes
-Rutas de Montaña
-Excursiones




JON IRAZABAL, DIRECTOR DE LA FERIA

"El mercado ha llevado a las editoriales a especializarse"

"La gente que nos visita tiene bien claro lo que quiere comprar"

Joseba Gorostiza

Jon Irazabal
Con más de dos décadas de dedicación en cuerpo y alma a la Azoka, la Feria del Libro y Disco Vasco, Jon Irazabal está a punto de cumplir su quinto año como director de la muestra «más importante del Estado, después de Liber». Su experiencia al frente del certamen, que cada año lava su cara, le permite aseverar que los vendedores y compradores de la producción literaria son cada vez más selectivos.

­Las editoriales apuestan por obras como 'Naturaren Mintzoa', de Pello Zabala, 'Gorde nazazu lurpean', de Ramón Saizarbitoria, 'Lur bat haratago', de Juan Mari Irigoien, o los primeros ejemplares de la colección de poesía del siglo XX. ¿Comparte la idea de que serán los títulos estrella en esta edición?
­La literatura no es lo único que demandan los visitantes, cada vez reclaman más obras de ensayo, historia actual o pasada y de muy diversos temas. De hecho, los libros sobre cocina tradicional han sido los más vendidos durante los últimos años

­El público que acude a la feria ¿sabe lo que quiere?
­Yo creo que las personas que nos visitan tienen bien claro qué es lo que quieren comprar porque las presentaciones de libros, que antes se hacían en el marco de la Azoka, se hacen desde el pasado año unos días antes y la gente ya sabe lo que quiere. Venir a la feria y visitar más de 200 puestos es algo de masoquistas. La mayoría de la gente que viene llega a ver algo concreto y quienes se acercan a comprar discos es posible que ni se acerquen a los libros y a la inversa.

­¿Las editoriales también son cada vez más selectivas?
­El propio mercado ha llevado a la mayor parte de las editoriales a especializarse, como en el caso de Sua, que sólo edita obras sobre montaña o mountain-bike. Antes tenían de todo, pero se van dando cuenta de que no se puede andar 'a salto de mata'.

­La construcción de un emplazamiento fijo sigue siendo la asignatura pendiente de la feria. ¿Cuándo se materializará la promesa hecha por el Ayuntamiento y el Gobierno vasco?
­Eso es lo que nos gustaría saber a nosotros. El Ayuntamiento tiene algún boceto y el año que viene debe realizarse la urbanización de la zona en la que se asienta la Azoka, pero desconocemos si se incluye algún proyecto para la construcción del recinto.

­Mientras tanto, la muestra volverá a acondicionarse por quinto año consecutivo bajo una gigante carpa portátil.
­No nos queda otro remedio, aunque seguimos mejorando la imagen y las condiciones tanto de las editoriales que vienen como del público que nos visita. Para mayor comodidad, este año instalaremos 235 puestos, cinco menos que el año pasado. Aunque contaremos con 300 metros cuadrados más que en 1999, este espacio se dedicará a crear una zona en la que la gente pueda charlar con tranquilidad, sin los agobios de los pasillos o del bar.