Firma solemne. Los representantes de los seis países fundadores, en el acto histórico de la firma de Tratado de Roma, en el palacio Campidoglio.

La cabalgata guerrera

Volver a portada

 

ÓSCAR CUBILLO

Se notaba que el primer día del segundo Bilbao Live Festival lo capitalizaban los heavies británicos Iron Maiden por la cantidad de camisetas que pululaban el jueves por las campas de Cobetas. Se veían más camisetas de los Maiden que del Athletic cuando se salvó por los pelos la última vez. Entre los 15.012 espectadores contabilizados por la organización paseaban tiernas parejas con logotipos a juego, cuadrillas de veteranos con la actitud uniformada de las despedida de soltero y hasta chavalillos tan barbilampiños que parecían chicas de tanta blandura, melena y aros orejeros.

Menudo panorama. Entre las manadas que se desplazaban de escenario a escenario los tíos se movían a docenas y las tías a unidades. Mirabas en ciertos ángulos y había más de cien pavos. Lógico, pues los Maiden son belicosos y entonan himnos guerreros a ritmos cabalgantes. El personal se sumaba tribal a los 'ooh-ooh', más evolucionados que los balompédicos, pero eran los tíos los entregados en plenitud. Como observó nuestra acompañante, ninguna chica coreaba.

El concierto de Iron Maiden comenzó con 20 minutos de retraso. En el bis, su cantante, Bruce Dickinson, el único que rompía la estética heavy del sexteto, agradeció la asistencia, peloteó al festival e informó de que su avión se había retrasado cinco horas y que pensaron que no llegarían. Menos mal que vuelan en jet privado y que Dickinson es piloto.

La peña esperó serena la salida de las leyendas del heavy europeo y el momento más hilarante se vivió minutos antes del bolo. Los técnicos de sonido, para probarlo todo, tocaron el 'Highway To Hell' de AC/DC, y el gentío enloqueció y se puso a cantarla con devoción. Por fin, a las 22.35 horas, los focos rotaron expeliendo luces rojas, la clásica wagneriana avisó que había llegado la hora y la cosa arrancó sin más espectacularidad que la aportada por la masa creando el mar de cuernos brazos en alto. Los tres primeros temas fueron del último cedé, 'A Matter Of Life And Death': abrieron con 'Different World', doblando las guitarras en el epílogo; en el segundo, 'These Colours Don't Run', se dibujó en el telón de foro a su monstruosa mascota Eddie, con casco inglés y asiendo la bandera inglesa (el título se traduce 'Estos colores no huyen' y se refiere a los de los estandartes de los regimientos de Su Graciosa Majestad); y el tercero fue 'Brighter Than A Thousand Suns', con la afición alzando 'oooh-ooohh'.

Patriótico

Tres piezas en 20 minutos que comprimieron los ingredientes del heavy metal teutón que durante los 90 revitalizó el género con aire tradicionalista. Seguidamente encadenaron clásicos propios reconocidos con aborozo, como 'The Trooper', con Dickinson vistiendo casaca roja y flameando patriótico la Union Jack. Entonces el cantante recordó que celebraban las bodas de plata de su LP 'The Number Of The Beast' y recuperaron 'Children Of The Damned', balada a lo Scorpions en gradación rabiosa vía Udo. Tras las novedosas 'The Reincarnation of Benjamin Breeg' (inicio baladista, tronco guerrero tipo Manowar) y 'For The Greater Good Of God' (Dickinson corriendo por las trincheras del tablado cual Miguel Río en un coso), llegó una de las cimas, 'The Number Of The Beast', que les quedó atropellada. En 'Fear Of The Dark' hubo más 'ooh-ooh' y la masa saltó al unísono creando polvaredas. A los ingleses también les quedó mejorable nuestra favorita, 'Run To The Hills', y se despidieron con la veloz 'Iron Maiden', donde salió el tanque con la mascota Eddie, lo que tampoco fue para tanto.

La primera parte duró hora y cuarto. Con el único bis llegaron a los 95 minutos y lo comenzaron con '2 Minutes To Midnight', igual de marcial que las demás. Terminaron y un exaltado estalló: «¿Los putos amos!». Tampoco fue para tanto: el repertorio fue de una linealidad aplastante (vale, eso ya lo sabíamos), Iron Maiden no anduvieron muy finos y los supuestos 400.000 watios de potencia del tablado no arrasaron, ya que se podía hablar sin gritar.

Calendario de conciertos

Junio 2007
Lu
Ma
Mi
Ju
Vi
Sa
Do
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
23
24
25
26
27
30



ENVÍA TUS FOTOS y VÍDEOS

Cronología
Envíanos tus fotos o vídeos ¡Anímate!



galerías de fotos