El Correo Digital - Periódico de Bilbao y Vitoria, Noticias y Servicios: Empleo, Ocio y el tiempo en Bilbao
 
Lunes, 29 de octubre de 2007
Registro
Portada
Crónicas
Audios
Fotografías
Ruta ascenso
Foro
Nanga Parbat
Crónicas de 1.JUNIO           12 13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30      
2.JULIO                     1 2 3
4 5 6 7 8 10 11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31

DÍA 24
Desde el Campo Base



Fernando F.J. Pérez
Enviado Especial.

Preocupación en el Campo Base
Sigue el mal tiempo y la nieve caída amenaza con destrozar los campos de altura

ABURRIMIENTO. Aspecto del CB ayer por la mañana. / F.J.P.

Aunque los partes meteorológicos anuncian el final del periodo de inestabilidad para las próximas horas, la realidad parece empeñada en desmentirlo. Ayer, el campo base del Nanga Parbat vivió su jornada más dura, meteorológicamente hablando. Las granizadas y aguaceros se sucedieron durante todo el día. La consecuencia fue el desánimo que se apoderó de los expedicionarios, que empiezan a estar cansados del mal tiempo. Más aún tras el último parte recibido ayer mismo por Edurne Pasaban, que prolongaba la inestabilidad hasta el fin de semana.

Quizá a este bajón anímico que vive el grupo haya contribuido la avería del generador que nutre a la expedición de electricidad. El asunto parece menor pero no lo es. Luz, teléfonos, ordenadores, todo funciona gracias a él y todos ellos son elementos fundamentales a la hora de ocupar las largas horas de inactividad que los alpinistas soportan en el campo base.

Hasta ahora, las precipitaciones apenas habían repercutido en la carga de nieve de la montaña, pero ayer, en los escasos momentos en los que en Nanga Parbat se dejó ver entre las nubes, ofrecía un aspecto blanco muy similar al que tenía cuando la expedición llegó aquí. Hace ya casi veinte días. Incluida la ubicación del campo II, a 6.000 metros, por encima del muro Kinshofer. «Silvio ha estado mirando con los prismáticos y no ha podido ver las tiendas del campo II», explicaba ayer Edurne Pasaban. «Hasta ahora las habíamos visto perfectamente todos los días, pero esta noche pasada ha nevado mucho y durante todo el día no ha parado de caer, y lo que aquí es granizo o agua arriba es nieve».

Nuevos porteos

Las consecuencias pueden alterar los ritmos de la expedición. «Si las tiendas simplemente están cubiertas por la nieve no pasa nada, cuando subamos las desenterramos y ya está», añadía la alpinista tolosarra. El problema es que las tiendas hayan sido barridas por el temporal o hayan quedados destrozadas bajo la capa de nieve. «En ese caso, además de haber perdido todo el material, tendríamos que volver a empezar, volver a portear todo hasta el C-II, con todo el retraso para los planes que eso supone». Paradójicamente, el depósito realizado en el campo III, a 6.800 metros, es más probable que siga indemne y que no tenga el problema del C-II, «ya que Iván Vallejo no llegó a montar la tienda y lo dejó en un sitio bien resguardado», añadía Edurne.

Además, este súbito incremento de las precipitaciones en las últimas 24 horas obligará a extremar las precauciones a la hora de retornar al Nanga Parbat, que vuelve a mostrarse cargada de nieve. «De momento, tendremos que esperar como mínimo dos o tres días para que la nieve se asiente y la montaña descargue todo lo que le sobre», explicaba con resignación Edurne.

En el Karakorum, a apenas doscientos kilómetros del Nanga Parbat, la situación no es mejor. Todo lo contrario. Las nevadas se suceden desde hace diez días y la temporada se plantea muy complicada. Recuerda a la de 2002, cuando, por primera vez en casi dos décadas, no hubo ascensiones a 'ochomiles'. Por el momento, ninguna expedición ha podido pasar del campo II en cuatro 'ochomiles' cuando otros años ya se habían hecho las primeras cumbres.

 


Galería de fotografías
La ruta de ascenso GRÁFICO
El equipo de Edurne GRÁFICO
La expedición
Josu Bereziartu Marianne Chapuisat
Ester Sabadell Iván Vallejo
La expedición de Edurne Pasaban la completan Josu Bereziartu, Marianne
Chapuisat, Ester Sabadell e Iván Vallejo.