El Correo Digital - Periódico de Bilbao y Vitoria, Noticias y Servicios: Empleo, Ocio y el tiempo en Bilbao
 
Lunes, 29 de octubre de 2007
Registro
Portada
Crónicas
Audios
Fotografías
Ruta ascenso
Foro
Nanga Parbat
Crónicas de 1.JUNIO           12 13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30      
2.JULIO                     1 2 3
4 5 6 7 8 10 11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31

DÍA 21
Desde el Campo Base



Fernando F.J. Pérez
Enviado Especial.

El tiempo sigue sin dar tregua
El grupo de Pasaban espera una mejoría climatológica para subir al campo IV y completar la aclimatación

PREPARATIVO. Edurne Pasaban prepara la mochila. / F.J. PÉREZ
· Tensa espera en el CB

Hartos de esperar. Los alpinistas de 'Al Filo' encabezados por Edurne Pasaban no están dispuestos a continuar haciendo cábalas en el campo base sobre la meteorología y ayer por la mañana tomaron la decisión. ¿Para arriba! Pero la ilusión les duró apenas unas horas. Con la mochila hecha y todo, por la tarde tuvieron que rendirse a la evidencia. Unas amenazantes nubes y el fuerte viento, que levantaba grandes penachos de nieve en la arista cimera, no recomendaban adentrarse en el Nanga Parbat. La jornada había discurrido en medio de la indefinición, entre nubes y claros e incluso cayeron algunas gotas de agua sobre el CB, hasta que finalmente ganó la peor de las opciones.

De todas formas, el tiempo que hace sobre el Nanga Parbat lleva varios días contradiciendo a los partes meteorológicos que se reciben aquí. Mientras la teoría habla de una inestabilidad total, la práctica estaba mostrando unos días con algunas nubes pero con una temperatura primaveral y sin precipitaciones. Así que la conclusión ha terminado por ser unánime. «Los partes se centran en la zona del Karakorum, que aunque lo tenemos muy cerca no tiene nada que ver con la zona del Nanga Parbat», explica Edurne Pasaban.

Y la realidad parece darle la razón. Anteayer contactaron con la expedición de el Ogro, en el corazón del Karakorum, y mientras en el CB del Nanga estaban con manga corta y en pleno guateque al aire libre a la seis de la tarde, el grupo de Alberto Iñurrategi estaba soportando una fuerte granizada con los plumiferos puestos y los gorros calados hasta las orejas. Pero ayer parece ser que por fin comenzó a entrar el mal tiempo. La duda ahora es saber lo que durará, ya que según el parte que se consulte va desde los dos o tres días hasta una semana.

Ataque a cumbre

Así que la tolosarra y su grupo tuvieron que posponer, a última hora, su plan de retornar a la montaña con el objetivo de subir hasta el campo IV, a 7.300 metros de altitud, y completar su aclimatación. La idea era salir anoche hasta el campo II, tras parar unas horas a hidratarse en el C-I. Hoy dormirían en el C-II, mañana subirían hasta el C-III, donde acabarían de instalar las tiendas, y pasado llegarían hasta el C-IV, último de los campamentos de altura que se instala en el Nanga Parbat.

Edurne Pasaban confesó ayer que, incluso, no descartaba, una vez en el último campo, una tentativa de cumbre, siempre a expensas de cómo sintieran la aclimatación. «El tramo entre los campos I y II, incluido el muro Kinshofer, desgasta mucho, y si en esta próxima subida hasta el C-IV nos vemos con fuerzas y ganas se le puede hacer un tiento a la cumbre. ¿Que no nos sentimos lo suficientemente aclimatados? Pues no pasa nada, nos volvemos para el campo base y para la siguiente tentativa tenemos todos los campos instalados y todo preparado», explicaba ayer Edurne Pasaban.

Pero ahora todo ese plan queda a expensas de la climatología y de que el tiempo se vuelva a estabilizar. «En cuanto veamos que vuelve el buen tiempo nos vamos para arriba», afirmaba Edurne convencida.

 

 


Galería de fotografías
La ruta de ascenso GRÁFICO
El equipo de Edurne GRÁFICO
La expedición
Josu Bereziartu Marianne Chapuisat
Ester Sabadell Iván Vallejo
La expedición de Edurne Pasaban la completan Josu Bereziartu, Marianne
Chapuisat, Ester Sabadell e Iván Vallejo.