El Correo Digital - Periódico de Bilbao y Vitoria, Noticias y Servicios: Empleo, Ocio y el tiempo en Bilbao
 
Lunes, 29 de octubre de 2007
Registro
Portada
Crónicas
Audios
Fotografías
Ruta ascenso
Foro
Nanga Parbat
Crónicas de 1.JUNIO           12 13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30      
2.JULIO                     1 2 3
4 5 6 7 8 10 11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31

DÍA 10
Desde el Campo Base



Fernando F.J. Pérez
Enviado Especial.

Rakel Pérez viajará mañana a España tras ser evacuada ayer del campo base
Las radiografías que le practicaron en Gilgit confirmaron la rotura de cadera de la alpinista donostiarra

DOLOR. La falta de espacio en el helicóptero 'Lama' hizo muy complicada la evacuación de la herida. /FERNANDO J. PÉREZ
· Las expediciones se reparten el trabajo en la ruta de la ascensión

La escaladora donostiarra Rakel Pérez tardará en olvidar su 28 cumpleaños. Finalmente fue el de su evacuación desde el campo base del Nanga Parbat tras el accidente que sufrió en el campo I al caerle un bloque de hielo.

El helicóptero le trasladó hasta Gilgit, la ciudad más importante de la región, a 400 kilómetros del Nanga Parbat, donde las radiografías confirmaron que sufre una rotura de cadera y hoy será trasladada, también en helicóptero, hasta Islamabad, donde mañana viajará en avión a España.

Este es el relato frío y aséptico de la jornada que tuvo ayer la escaladora guipuzcoana. Sin embargo los matices del día convierten lo vivido por Rakel y su marido Willy Barbier desde que las aspas del helicóptero sobrevolaron el CB en una pequeña odisea.

Para empezar, la pareja se quedó sin probar el pastel que había preparado el cocinero de su expedición, Hameed, para celebrar su cumpleaños. Pero es que las aeronaves se adelantaron más de hora y media sobre el horario que les habían dicho y poco después de las siete de la mañana ya remontaban el glaciar de Diamir.

Inicialmente, Willy había sido informado de que la nave iba a ser el modelo ruso MI-18, un helicóptero de transporte de tropas con capacidad de sobra para trasladar a la pareja. Sin embargo, los que aparecieron fueron dos 'Lama', un pequeño modelo sin apenas sitio para más de una o dos personas, además de los pilotos. Estos helicópteros viajan siempre de dos en dos en zonas montañosas por motivos de seguridad.

El primero aterrizó en medio del CB y cuando Rakel fue subida al aparato surgió el primer problema. Su lesión le obligaba a estar tumbada y recta y no daba de ancho, por lo que tuvo que flexionar rodillas y cadera. Su gesto de dolor mostraba claramente su sufrimiento, aunque más tarde Manuel Vázquez explicaría que pese a la incomodidad de la postura, Rakel nunca corrió peligro de agravamiento. «La postura era incómoda y ella estaba dolorida, pero nunca corrió peligro. Si hubiese visto la menor posibilidad de agravamiento de la lesión inmediatamente habría interrumpido la evacuación», explicó.

El helicóptero

Así que con Rakel dolorida pero a salvo, el helicóptero despegó para dejar sitio al segundo, en el que se debía de subir Willy, pero que, ante la sorpresa general, inició las maniobras de despegue en cuanto montó el auxiliar de vuelo que había viajado en la primera nave. En un primer momento, los gestos de los presentes para que descendiese de nuevo no hicieron mella en los pilotos, pero el gesto de rabia de Willy lanzando la mochila contra el suelo les hizo cambiar de opinión y bajaron a por él.

Tras casi dos horas de viaje llegaron a Gilgit, donde Rakel, dolorida del viaje, fue ingresada en el hospital de la ciudad. Allí, las radiografías confirmaron el diagnóstico avanzado en el CB: rotura de cadera. El plan inicial era que ayer mismo volase hasta Islamabad, pero las gestiones con el seguro se retrasaron y ese vuelo se llevará a cabo hoy, para volar mañana a España.

Inolvidable hospital

Ese atraso hizo vivir a Willy y Rakel la segunda aventura del día: su estancia en el hospital. «Esto hay que vivirlo para creerlo, las condiciones del hospital son indescriptibles. Con decirte que los que han venido a atenderla para hacerle las radiografías traían el delantal lleno de sangre y con trozos de carne creo que te lo digo todo», relataba Willy al explicar la odisea vivida. «Así que lo que queremos es salir de aquí cuanto antes». Finalmente, el helicóptero estaba preparado para la tarde, pero la falta de luz retrasó el vuelo a hoy.

Desde España, el Gobierno de Aragón, patrocinador de la expedición en la que estaban Rakel y Willy, se ofreció para hacerse cargo de la alpinista herida en cuanto ésta llegue al aeropuerto de Barajas y, posteriormente, correr con todos los gastos de su recuperación.

Galería de fotografías
La ruta de ascenso GRÁFICO
El equipo de Edurne GRÁFICO
La expedición
Josu Bereziartu Marianne Chapuisat
Ester Sabadell Iván Vallejo
La expedición de Edurne Pasaban la completan Josu Bereziartu, Marianne
Chapuisat, Ester Sabadell e Iván Vallejo.