ANUARIO 2001 PATROCINADO POR:

Portada
Ciudadanos
Actualidad
Deportes
Vivir
Cronología

 


ANUARIOS ANTERIORES:

2000
1999
1998


 

Los atentados del 11 de septiembre sumen a EE UU en el pánico

Bomberos homenajean a sus compañeros muertos izando la bandera americana en el World Trade Center./ AP
Los ataques evidenciaron deficiencias en el funcionamiento de los servicios secretos

Los últimos datos sitúan la cifra de fallecidos en 3.000

A las 8.48 de la mañana del 11 de septiembre, un Boeing 767 de American Airlines atraviesa el último cielo tranquilo de Nueva York. A los mandos está Mohamed Atta, un musulmán relacionado con los movimientos integristas que, mientras aprendía a pilotar en una academia americana, nunca mostró el menor interés por las maniobras de aterrizaje. Apenas dieciocho minutos más tarde, cuando sólo los servicios de emergencia y los cámaras de televisión han salvado su estupor para ponerse a trabajar, otro avión de pasajeros se empotra en la segunda torre. En el World Trade Center ya no hay resquicio para la duda. Alguien ha planeado y ejecutado un ataque terrorista contra los Estados Unidos.

La humillación para los mitificados servicios secretos americanos no acaba ahí. A las 9.43, un tercer aparato arremete contra el Pentágono, y 27 minutos más tarde, otro avión comercial se estrella en Pensylvania. Todos los pilotos eran compañeros de promoción de Atta.

El efecto es demoledor. Según los apresurados primeros cálculos más 5.000 personas han muerto y, sobre todo, todos los estadounidenses han perdido la tranquilidad. Los últimos datos reducen la cifra de fallecidos a 3.000, pero de la tranquilidad es mejor ni hablar. Desde entonces, han oído las amenazas ­ahora creíbles­ de Bin Laden, han recibido cartas con esporas de ántrax y se ha estrellado un avión de pasajeros en pleno Queens.

Lanzar una ofensiva

Un grupo de personas huye despavorido al caer una torre. / AP
George Bush apenas lleva nueve meses en el cargo cuando se ve recibiendo la solidaridad de, entre otros, Rusia y China. Su país ha sido víctima de un «acto de guerra» y él tiene que lanzar una ofensiva contra un enemigo tan escurridizo que es casi virtual. Eso, sin contar con el restablecimiento de la seguridad y la confianza de la población, y sin perder de vista otro edificio cercano al solar que han dejado las torres, la Wall Street.

Ahora, en virtud de la guerra al terrorismo, Estados Unidos ha revivido los tribunales militares para extranjeros acusados de terrorismo y permite detenciones preventivas sin que los defensores de los derechos civiles levanten la voz.

 


CONTACTAR CON NOSOTROS
Pintor Losada 7. 48004 BILBAO
Tfno: +34 944870100 / Fax: +34 944119994

© Copyright EL CORREO DIGITAL S.A.