Cabecera del Aula de Cultura Home

D. Santiago González

Lenguas y lenguaraces

Bilbao, 13 de octubre de 2008
Imprimir página 6 de 6  imprimir conferencia
Página: 1 2 3 4 5 6 7 8 9
 
Rocío Ramos-Paúl

Ibarretxe aprendió a definir la lengua propia con algo más de sutileza: El euskera es una de las principales señas de identidad de esta sociedad, nuestra lengua propia, no porque sea la única que tenemos, sino porque nuestro pueblo es el único que la tiene, una seña de identidad positiva, un elemento de integración y cohesión. Es más ingenioso, pero falaz. Si aceptamos esta definición de lengua propia, habremos de aceptar que la lengua de Cataluña, la propia, no es el catalán, sino el aranés, porque el catalán se habla en otras comunidades, como Baleares o el Pasís Valenciano. Emilio Guevara negaba el concepto de una lengua propia (única) para Euskadi: "Este pueblo tiene dos lenguas propias, si seguimos manejando este calificativo. Porque si el castellano es la lengua que se habla en este pueblo desde hace siglos y que es realmente la lengua materna de la gran mayoría de los vascos no se puede negar el carácter de lengua propia que tiene el castellano en este país. Este país se diferencia de los otros no sólo por tener como lengua propia el euskera, sino porque tiene dos lenguas propias, una que se comparte con otros pueblos, que es el castellano, y otra que es la originaria, que efectivamente hay que preservar, mantener y recuperar y equiparar a la otra."

Era casi inevitable que en esta carrera de originalidades, el abuso de lengua propia contagiara el concepto de lengua materna, que alguien se pasara en la frenada y fue Alicia Sánchez Camacho en la ya citada entrevista de La Vanguardia: "En esta tierra conviven con normalidad dos lenguas. Algunos, como es mi caso, tenemos el castellano como lengua materna y le damos a nuestros hijos otra lengua materna, que es el catalán." Lo cantaba aproximadamente Antonio Machín:Yo no puedo comprender/ cómo se pueden tener/ dos lenguas maternas a la vez/ y no estar loco. Y no estar loco. En la primavera de 1992 se produjeron unas conversaciones entre el PNV y Herri Batasuna en un hotel de Bilbao. La delegación del PNV estaba integrada por Joseba Egibar, Juan Mª Ollora y Gorka Agirre y en el otro bando formaban Floren Aoiz,, Iñigo Iruin y Jon Idigoras. El bando abertzale se empeñó en que el diálogo fuese en euskera, aunque había un problema. Seguramente porque había un problema. Los seis comensales tenían una lengua común, que hablaban los seis, y una lengua propia, que sólo comprendían y hablaban cinco. El sexto, Juan Mª Ollora, únicamente era capaz de expresarse en 'la lengua extraña', que es la que mejor habla en Euskadi la inmensa mayoría de los bilingües.

La cosa transcurrió así: hablaba el portavoz de Batasuna y esperaba a que Gorka Agirre tradujera al español sus palabras con el fin de que fuesen entendidas por Ollora. Éste respondía, naturalmente en castellano, mientras Aoiz miraba al infinito y ponía cara de mí no comprender en espera de que Egibar tradujese las palabras de su compañero al euskera para darse por enterado. Así estamos, entre lenguas fieramente humanas y lenguaraces que , o bien se sirven de ellas de manera ventajista o las usan con el único carácter instrumental que les reconocen: como piedra para descalabrar al adversario. Creo que los nacionalismos y el partido a quien los españoles confiaron la tarea de gobernar el pasado mes de marzo deberían pensar por qué empieza a ser un problema de convivencia lo que antes no lo era.

Ganaríamos mucho terreno si los nacionalistas empezaran por desacralizar la lengua, quitarle ese exceso de sentido del que hablaba Jon Juaristi en 'El bucle melancólico' y su carácter autorreferente: "Para qué sirve la lengua nacionalista sino para enseñar y difundir la lengua nacionalista, negando al mismo tiempo en obsesiva simetría la lengua del otro?" Esta no es una particularidad de los nacionalismos españoles. Hace casi 70 años un periodista irlandés llamado Brian O'Nolan firmó una deliciosa novelita con el seudónimo Flann O'Brian, que un amigo me ha prestado este mismo fin de semana. Se titula 'La boca pobre', que es una frase hecha en gaélico para denotar lo que llamamos 'victimismo'.

Les voy a leer un párrafo, en el que el presidente de una Asociación gaelicista abogaba por imponer la lengua celta, el gaélico, como lengua propia de la nueva Irlanda: "¡Gaélicos! -dijo-, mi corazón gaélico se llena de alegría al estar hoy aquí dirigiéndome a vosotros en gaélico en esta fiesta gaélica en el centro del territorio gaélico. Dejadme decir que soy gaélico. Soy gaélico de pies a cabeza, gaélico por los cuatro costados. Asimismo, todos vosotros sois verdaderos gaélicos. Todos nosotros somos gaélicos de puro linaje gaélico. Quien es gaélico, siempre será gaélico. Yo nunca he pronunciado (ni vosotros tampoco) una sola palabra que no sea gaélica desde el día en que nací, y lo que es más: todo lo que he dicho, ha versado sobre el tema de la lengua gaélica. Si somos verdaderos gaélicos, es necesario que nos ocupemos siempre de la cuestión del gaélico y de la gaelicidad. De nada sirve saber gaélico si lo empleamos para conversar de cosas que no son gaélicas. Quienes hablan en gaélico pero no se ocupan de la cuestión de la lengua, no son verdaderamente gaélicos en el fondo; personas así no benefician nada al gaelicismo, pues lo único que hacen es burlarse del gaélico e insultar a la gente gaélica. No hay nada en este mundo tan hermoso y tan gaélico como los verdaderos gaélicos verdaderamente gaélicos que hablan en verdadero gaélico sobre la gaélica lengua gaélica. ¡Por tanto proclamo gaélicamente inaugurada esta fiesta! ¡Arriba los gaélicos! ¡Larga vida a nuestra lengua gaélica!"

Nada más por mi parte. Buenas noches gaélicas a todos ustedes. Y a todas, naturalmente.

Página: 1 2 3 4 5 6 7 8 9

Conferencias del Aula de Cultura. Año 2009

 


Enrique Pallarés: . La ansiedad. Qué es y cómo manejarla


Fernando Trías de Bes : Qué podemos aprender de la crisis y cómo evitar que vuelva a suceder


Carmen Iglesias : 'No siempre lo peor es cierto. Mitos y tópicos en la Historia de España '


Nuria Roca : 'Los caracoles no saben que son caracoles'


John Carlin : 'El factor humano Nelson Mandela y el partido salvó a una nación'


Bernabé Tierno: 'Fortalezas humanas, educación y valores en la familia'


José Poal Marcet: '¡Llegó la crisis! Claves para entenderla y hacerle frente'


Jaime Peñafiel: 'La mirada y la palabra de Jaime Peñafiel'


Alfonso Mateo Sagasta: 'Las caras del tigre: el sueño de un paraíso sin manzanas. En el centenario de Darwin'


Jordi Garrido i Pavia: '¡Maldito trabajo! Todo sobre el mobbing y el concepto de 'estar quemado'


Aureliano García Manzanal: 'Ghana: educación y desarrollo'




Aula de Cultura
Fundación Vocento


El Aula de Cultura de la Fundación Vocento desarrolla un extenso programa anual de conferencias con el objetivo de contribuir a la difusión de acontecimientos, actitudes y valores que permitan a los ciudadanos desarrollar un juicio crítico sobre los problemas de su tiempo.

Hemeroteca: Guía de conferencias por años, textos íntegros


 [Conferencias del Aula de Cultura 2009]
 [Conferencias del Aula de Cultura 2008-2005]
 [Conferencias del Aula de Cultura 2004-2002]
 [Conferencias del Aula de Cultura 2001-1999]

 

Arturo Pérez Reverte

Pérez Reverte.Conferencias

Espido Freire

Espido Freire Conferencias

Divergencias 'Cultura entre líneas'
Por César Coca, Oscar B. Otalora e Iñaki Esteban

© DIARIO EL CORREO, S.A.U.